Vida y Futuro

Martes 02 de septiembre del 2014. Actualizado a las 18h43 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa

Astronautas trabajan fuera de estación orbital

Por Redacción Central - Los Tiempos - 14/08/2007


 - Redacción Central Los Tiempos

- Redacción Central Los Tiempos

EFE

Los astronautas Dave Williams y Rick Mastracchio salieron hoy por segunda vez de la Estación Espacial Internacional con la tarea de reemplazar un giroscopio en el sexto día de una misión del "Endeavour", que la NASA extendió a 15 días.

El estadounidense Mastracchio y el canadiense Williams salieron a las 15.31 GMT por la escotilla del compartimento "Quest", en el que habían permanecido durante sus horas de descanso para habituarse a la baja presión.

El "Endeavour", acoplado desde el viernes pasado a la EEI, se encontraba en la órbita 75 de su misión y sobrevolaba China.

Las labores fuera de la EEI duraron ayer más de seis horas y media, mientras el complejo espacial, que se desplaza a más de 27.700 kilómetros por hora, completa cuatro órbitas a 385 kilómetros de la Tierra.

El portavoz del control de misión en el Centro Espacial Johnson, de Houston (Texas), Bill Jeffs, dijo a Efe que la agencia espacial estadounidense todavía no ha decidido si los astronautas repararán algunos paneles térmicos del "Endeavour", dañados en el lanzamiento la semana pasada.

Después de que se completara exitosamente la conexión de un nuevo sistema que permite la transferencia de energía desde la EEI al transbordador, la agencia espacial decidió extender de 12 a 15 días la misión del "Endeavour" y sus siete astronautas.

Asimismo, se agregó al programa una cuarta jornada de labores fuera del vehículo, que se iniciará el próximo viernes a las 14.01 GMT.

El primero en salir del compartimento "Quest" fue Williams, quien en cuanto inspeccione las cintas de sujeción y las herramientas deberá sujetarse con estribos al extremo del brazo robótico de la EEI.

El brazo robótico, de fabricación canadiense, llevará a Williams hasta la bodega abierta del "Endeavour", donde el astronauta recogerá un giroscopio, de unos 270 kilogramos, y movido por el brazo robótico lo llevará hasta el sitio donde el nuevo aparato

reemplazará a otro que dejó de funcionar en octubre del año pasado.

El giroscopio es uno de los cuatro que se usan para controlar la orientación y altitud de la EEI, un puesto orbital en cuya construcción participan 16 naciones y cuyo costo final se calcula en más de 100.000 millones de dólares.

El brazo robótico lo opera el piloto del "Endeavour", Charles Hobaugh, con la ayuda del especialista Benjamin Drew. Desde el "Endeavour" el comandante Scott Kelly y las

especialistas de misión Tracy Caldwell y la maestra Barbara Morgan siguen trabajando en la inspección de los daños causados en la cubierta térmica de la nave durante el lanzamiento.

Los astronautas han empleado el brazo robótico del "Endeavour" para las inspecciones de una rajadura de 9 centímetros de largo y 5 centímetros de ancho en uno de los paneles de aislamiento térmico, de unos 2,8 centímetros de espesor, que ha dejado expuesto el material de relleno.

"Los técnicos llevan a cabo pruebas en los laboratorios donde podemos reproducir las condiciones que enfrenta el transbordador a su retorno a la Tierra, cuando la fricción eleva la temperatura en la superficie a casi 1.100 grados (Celsius)", dijo Jeffs.


Últimas noticias