Vida y Futuro

Jueves 17 de abril del 2014. Actualizado a las 22h54 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa Las Heroinas de La Coronilla

27 de mayo: madres que inspiran valentía

Por Redacción central | - Los Tiempos - 27/05/2009


27 de mayo: madres que inspiran valentía - Foto | Los Tiempos   Los Tiempos

27 de mayo: madres que inspiran valentía - Foto | Los Tiempos Los Tiempos

Mientras en otros países se celebra el Día de la Madre el segundo domingo de mayo, en Bolivia se festeja el 27 de mayo. Esa fecha fue elegida para recordar a un grupo de valientes cochabambinas que hace 197 años, en la colina de San Sebastián, decidió luchar por la emancipación de la Audiencia de Charcas ante el dominio de la monarquía española, imitando el ejemplo de Chuquisaca, La Paz y Oruro. 


En Bolivia se celebra el Día de la Madre el 27 de mayo, fecha elegida en honor a las  valerosas mujeres cochabambinas que en 1812 se enfrentaron en La Coronilla contra los soldados comandados por el general español José Manuel Goyeneche, quien fue enviado a América por las Cortes de Cádiz para unir a las provincias americanas.


La misión de Goyeneche fue el detonante que produjo una inmediata reacción en los Oidores de Charcas y que precipitó el levantamiento de Chuquisaca en mayo de 1808, seguido inmediatamente por el de La Paz, en julio del mismo año, el cual fue duramente castigado. Charcas, después de las violentas represiones de 1810, queda en manos de las guerrillas, por un lado, y de los Realistas, por otro.


Así, bajo el influjo de la emancipación, cientos de mujeres, niños y ancianos murieron a manos de las fuerzas Realistas en la batalla de “La Coronilla”. En homenaje al valor mostrado aquel 27 de mayo de 1812 es que se recuerda esta fecha como el Día de la Madre boliviana, conmemoración que fue confirmada a través de la Ley del Día de la Madre, el 8 de mayo de 1927, durante el gobierno de Hernando Siles.

Historia construida con sangre


En 1808 Napoleón invade España y el rey Carlos IV abdica en favor de su hijo Fernando VII. En 1808 se reúnen las Cortes de Cádiz, que tienen una inspiración liberal y que intentan conseguir la adhesión de las provincias americanas, para lo que envían a Charcas a Goyeneche.


El objetivo no tuvo éxito, así como las pretensiones de Carlota de Braganza, que intentaba anexionar Charcas al Brasil.


Tras los levantamientos armados contra Fernando VII que se produjeron en La Paz, Chuquisaca y Oruro a partir de 1809, lo que hoy es Cochabamba sintió el llamado a seguir el ejemplo de sus regiones vecinas con el fin de hacerle frente al dominio español encabezado por José Manuel Goyeneche. En ese marco, tras la sublevación reprimida en Sipe Sipe (Cochabamba), Goyeneche emprendió camino hacia Argentina con el fin de invadir sus provincias y apagar el fuego revolucionario que se había iniciado. Con lo que no contó Goyeneche fue con una insurrección que se produjo a su salida, lo que le obligó a retornar a Cochabamba y enfrentar a los patriotas encabezados por Esteban Arze, a quienes derrotó en Pocona el 24 de mayo de 1809. Una vez vencido Arze, el escollo para llegar a Cochabamba lo pusieron las mujeres que salieron a combatir en la colina de San Sebastián.

Con datos de
- “Bolivianas ilustres”, de José Macedonio Urquidi.
- “Mujeres en la Independencia”, de Arturo Costa de la Torre.

VALEROSAS MUJERES LUCHAN POR LA INDEPENDENCIA

Manuela Gandarillas
Insigne patriota cochabambina, quien fue una de las primeras víctimas del mortal enfrentamiento con Goyeneche. En diversas ocasiones demostró su carácter varonil y audacia. Tradicionalmente se sabe que tomó parte en todas las acciones heroicas que han inmortalizado a las cochabambinas.


Su valor era digno de su virtud. Se cuenta que ella pronunció a viva voz en 1812, al ir a enfrentar a las tropas de Goyeneche, la frase histórica: “Si ya no hay hombres, aquí estamos nosotras para afrontar al enemigo y morir por la Patria”.


Y partió al puesto del sacrificio, a la cabeza de las de su sexo, cuyo ejemplo arrastró a los pocos varones que aún quedaban en la plaza.


LucÍa Ascui
Intrépida patriota cochabambina. Realizó proezas y enlaces peligrosos, exponiendo su vida en pro de la Independencia, interfiriendo los movimientos Realistas contra la libertad de los pueblos altoperuanos. Esposa de Gómez Ortega, empleado del rey, y hermana de Agustín Ascui, quien más tarde murió por la Patria.

Josefa Montecinos
Su espíritu cívico y aguerrido lo manifestó tomando las armas en defensa de la libertad de la Patria. Concurrió como una de las más arrojadas al asalto y rendición del cuartel de veteranos en 1815. Hazaña a la que siguieron represalias crueles por los vencedores de Viloma.

 

Mujeres

Ejemplo  de valor

Las mujeres, a la cabeza de la anciana Manuela Gandarillas y la esposa de Esteban Arze, Manuela Rodríguez, decidieron organizarse y armarse con piedras y palos para enfrentar a las fuerzas Realistas, pese a que existía una desproporción entre ambos bandos. Fue así que mujeres, niños y ancianos se refugiaron en una colina desde la que se apreciaba toda la ciudad, intentando resistir al invasor español.


Las mujeres se organizaron en la Catedral bajo el lema: “¡Nuestro hogar es sagrado!” y se dirigieron en romería hacia la colina llevando en andas la imagen de la Virgen de la Merced, con el fin de evitar la entrada de Goyeneche que venía desde Tarata tras buscar infructuosamente a Esteban Arze. Después de tres días, la ciudad de Cochabamba fue tomada a pesar de la heroica resistencia que ofrecieron las valerosas mujeres, niños y ancianos en la colina de San Sebastián, en La Coronilla.


El 27 de mayo de 1812, Goyeneche tendió un cerco mortal alrededor de la colina donde se concentraron los combatientes. La matanza fue despiadada y allí también murió la esposa de Esteban Arze. Al día siguiente, jueves de Corpus Christi, Goyeneche encabezó una procesión religiosa con un grupo de pobladores que proclamaban al sojuzgador como a su salvador, mientras decenas de sobrevivientes de la víspera eran fusilados y los disparos se confundían con los petardos de la fiesta sacra. Cochabamba recordó esos luctuosos días de fe cristiana como la “Fiesta de Corpus Triste”.

Víctimas del desigual combate

Las víctimas en aquel desigual combate, según una lista difundida por Gabriela Taborga, son: Manuela Gandarillas, Manuela Rodríguez, las hermanas Juana y Lucía Ascui, Rosa Soto (la muchacha que inspiró el título de la novela de Nataniel Aguirre), las hermanas Parrilla (cuyos nombres no han podido ser establecidos), Mercedes Tapia, María Pascuala Oropeza, Manuela Saavedra de Ferrufino, Lucía Alcócer León de Chinchilla, María Isabel Pardo de Vargas, María Teresa Bustos y Salamanca de Lemoine, María del Rosario Saravia de Lanza y Luisa Saavedra de Claure; todas ellas esposas de combatientes perseguidos que acompañaban a Esteban Arze. Entre los hombres se hallaban Joaquín Mariano Antezana, Manuel Ignacio Ferrufino, Agustín Ascui, José Domingo Gandarillas, Bernardo Luján, José Manuel Lozano y Juan Zapata.

Ley de 8 de noviembre de 1927
Día de la Madre
Homenaje que se rendirá el 27 de mayo en los colegios.
HERNANDO SILES
PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA
Por cuanto el Congreso Nacional ha sancionado la siguiente ley:
EL CONGRESO NACIONAL
DECRETA:
Artículo único.- El día 27 de mayo se rendirá especial homenaje a la madre en todos los colegios y establecimientos de instrucción, mediante conferencias, lecciones y visitas a monumentos conmemorativos. Las asociaciones de beneficencia y protección a los huérfanos podrán adherirse a este homenaje y organizar fiestas y colectas tendientes a intensificar y amparar a virtud del sentimiento maternal.
Comuníquese al Poder Ejecutivo, para los fines constitucionales.
Sala de sesiones del Congreso Nacional.
La Paz, 26 de octubre de 1927
Román Paz.- Héctor Suárez R.
Damián Z. Rejas, S.S. accidental.- Vicente Leitón A.,
D.S.- L. Méndez, D.S. ad hoc
Por tanto: la promulgo para que se tenga y cumpla como  ley de la República.
Palacio de Gobierno en la ciudad de La Paz, a los 8 días del mes de Noviembre de 1927 años.


Últimas noticias