Vida y Futuro

Miércoles 16 de abril del 2014. Actualizado a las 19:45 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa “El uso indebido de drogas en estudiantes universitarios de Bolivia”, investigación realizada por el Centro Latinoamericano de Investigación Científica (Celin), da cuenta que tres de cada diez universitarios consumen tabaco en el país.

3 de cada 10 universitarios consumen tabaco en Bolivia

Por Catherine Camacho - Periodista Invitado - 31/05/2009


Pascual Arnez Torrico carga consigo un botellón de oxígeno como una extensión de su cuerpo - Noe  Portugal Los Tiempos

Pascual Arnez Torrico carga consigo un botellón de oxígeno como una extensión de su cuerpo - Noe Portugal Los Tiempos

Tres de cada diez estudiantes de universidades privadas y públicas consumen tabaco en Bolivia, según una última investigación realizada por el Centro Latinoamericano de Investigación Científica (Celin), titulada “El uso indebido de drogas en estudiantes universitarios de Bolivia”.


Otro de los datos reveladores del estudio, efectuado en 2008 en las carreras de derecho, medicina e ingenierías del país, es que contrariamente a la tendencia de anteriores investigaciones, los varones siguen siendo los que más fuman.


Para hacer el estudio entrevistaron  a 8.788 universitarios de 38 universidades, entre públicas y privadas. Diez en Santa Cruz, nueve en La Paz, seis en Cochabamba, a tres en Sucre y El Alto, a dos en Oruro y Tarija, Potosí, a una en Trinidad y Cobija.


La edad promedio de inicio del consumo de cigarrillos está sobre los 16 años y más del 80 por ciento de los encuestados ha señalado que la primera vez que fumaron fue debido a que sus amigos les ofrecieron en una fiesta.


Tatiana Salinas, responsable de la oficina de Salud Mental, Prevención y Rehabilitación COPRE, dependiente del Servicio Departamental de Salud (Sedes), explicó que los fumadores se inician en la adolescencia, principalmente por curiosidad y presión de su grupo de amigos.


Entre los mayores consumidores de tabaco se encuentran los universitarios de entre 20 y 24 años, les siguen los menores de 30 años y, por último, los mayores de 24 años de edad. Sin embargo, Salinas resaltó que Cochabamba, Trinidad y Cobija con los departamentos con el índice más bajo de consumo de tabaco, con 36 por ciento cada una.

A nivel mundial, el tabaco es la primera causa prevenible de muerte. Más de cinco millones de personas mueren por los efectos del tabaco cada año, más que por causa del VIH/SIDA, el paludismo y la tuberculosis combinadas, según la Organización Mundial de la Salud

Día Mundial Sin Tabaco

Este año el Día Mundial Sin Tabaco, 31 de mayo, tiene por lema “Tabaco Advertencias Sanitarias” de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que piden a los gobiernos del mundo que se pongan advertencias gráficas en los paquetes de cigarrillos y de otros productos de tabaco para ilustrar gráficamente la enfermedad y el sufrimiento causados por el uso del tabaco.

Actividades

En Cochabamba se realizarán  diferentes actividades para apoyar la campaña mundial del Día Mundial Sin Tabaco, organizadas por la oficina de Salud Mental, Prevención y Rehabilitación COPRE, conjuntamente con el Comité Cívico Femenino, la Brigada de Protección a la familia, la federación de estudiantes de medicina de Bolivia y otras instituciones.

Tema 2009: “Tabaco Advertencias Sanitarias”

Argumentos

•    La nicotina es una sustancia altamente adictiva. Advertir a las personas sobre sus reales riesgos puede contribuir considerablemente en reducir la adicción al tabaco.
•    Esas advertencias transmiten un mensaje claro e inmediato, incluso a las personas que no saben leer.
•    Las advertencias disminuyen el atractivo general de los paquetes de tabaco, una función importante para un producto cuyos nuevos consumidores son, generalmente, jóvenes atentos a la imagen y las marcas.
•    9 de cada 10 personas viven en países que no exigen advertencias gráficas con imágenes en el empaquetado de los productos de tabaco.

Experiencias

•    Estudios realizados después de la implementación de advertencias gráficas en los paquetes (usando fotografías y texto), en Canadá (58%), Brasil (67%), Singapur (28%) y Tailandia (44%) indican que las fotos en los empaquetados son efectivas en la comunicación del riesgo y en motivar cambios conductuales tales como dejar de fumar o reducir el consumo del tabaco.

LA NORMA BOLIVIANA

Advertencias que no se cumplen

El Decreto Supremo Nº 29376 del 12 de diciembre de 2007 es un Reglamento al Convenio marco para el control del tabaco, en el cual el Capítulo II señala las advertencias sanitarias para el consumo que tienen que tener las cajetillas de los cigarros. 


En Bolivia, el mensaje de advertencia no ocupa el 50 por ciento de las caras principales de las cajetillas. Esta se encuentra en uno de los lados laterales.


Así mismo, las cajetillas no contienen el texto que explica el artículo 5º inciso VII) (…) “El humo de cada cigarrillo que tu fumas contiene entre otros tóxicos: alquitrán que provoca cáncer; nicotina que te hace adicto; monóxido de carbono gas tóxico igual al que sale de los tubos de escape; arsénico químico utilizado como veneno de ratas”.

Historia de vida

Pascual Arnez: “Soy un oxígeno dependiente”

Pascual Arnez Torrico carga consigo un botellón de oxígeno como una extensión de su cuerpo, debido a que por más de 12 años estuvo expuesto al humo del cigarro en las minas de Llallagua.


A sus 44 años, Pascual vive una vida casi artificial y se considera un “oxígeno dependiente” porque los necesita para poder respirar las 24 horas del día, debido a que tiene fibrosis pulmonar.


Pascual, quien camina con su tubo de oxígeno vendiendo CDs por las calles, comenta que muy rara vez fumaba y que más bien era un fumador pasivo. “He sido el más afectado de mi grupo. Los que más fumaban están felices y ni siquiera se preocupan por mí”, comenta.


Con cariño recuerda que gracias a la ayuda de la gente de Cochabamba tiene dos tubos de oxígeno: uno para salir y otro para su casa, pero que sus gastos alcanzan a 180 dólares mensuales sólo para el oxígeno.


Paralelamente a su trabajo, Pascual realiza campañas de prevención y da charlas en contra del tabaco con instituciones y considera que es una forma de retribuir al apoyo que recibió del pueblo en muchas ocasiones. “En la mina ignorábamos el daño que hace a la salud el humo del tabaco. No quiero ser un enfermo que está sentado en la calle, quiero transmitir mi experiencia para que otras personas no pasen por lo mismo y aquellos que fuman o viven junto a un fumador recapaciten”, señala.


Abandonado por su esposa e hijo, dice con tristeza que “cuando uno está enfermo todos se alejan, te abandonan”. “Soy un oxígeno dependiente que ahora tengo que depender de un aparato. Estoy encadenado a un tubo y es parte de mi vida. No sólo el cigarro puede hacerte grande y famoso, sino el no fumar te hace más hermoso y más maravilloso en esta vida”, afirma.

 


Últimas noticias

En Vídeo