Vida y Futuro

Martes 30 de septiembre del 2014. Actualizado a las 20h10 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa FUE INSTITUIDO HACE 87 AÑOS POR EL PRESIDENTE SAAVEDRA

Conmemoran el Día del Maestro boliviano

Por Redacción Central | - Los Tiempos - 6/06/2011


Festejo por el Día del Maestro en el colegio IV Centenario, el viernes pasado. | Junior Portugal - Los Tiempos Foto | Los Tiempos

Festejo por el Día del Maestro en el colegio IV Centenario, el viernes pasado. | Junior Portugal - Los Tiempos Foto | Los Tiempos

En Bolivia, desde hace 87 años, cada 6 de junio se celebra el Día del Maestro. Con la finalidad de hacer un justo homenaje a todos los maestros del país, en 1924, bajo la administración del presidente Bautista Saavedra, por Decreto Supremo del 24 de mayo, fue declarado el 6 de junio Día del Maestro boliviano.

La fecha está asociada a dos hechos importantes: la primera, relacionada con la fundación de la primera Escuela Normal de Profesores y Preceptores de la República, en 1909, en la ciudad de Sucre, durante la presidencia del general Ismael Montes.

Esta escuela fue un homenaje a los 100 años de la gesta libertaria de 1809 en Chuquisaca. La segunda, coincide con la fecha de nacimiento de Modesto Omiste Tinajeros, un pionero de la educación en el país, considerado “Padre de la educación boliviana”.

Conocido como un polifacético educador, fundó escuelas, fue diplomático y periodista.

Omiste, maestro de maestros

Modesto Omiste Tinajeros nació el 6 de junio de 1840 en Potosí, dedicó su vida a la educación popular. Fue maestro de otros grandes de la educación del país, como es el caso de Juan Misael Saracho y Daniel Sánchez Bustamante, quienes tuvieron marcada influencia en su política educativa.

La personalidad y talento de Omiste lo llevaron a crear y orientar las escuelas municipales. Fundó la primera Escuela Normal de Maestros de Sucre. Creó las escuelas "1º de Abril" (niños) y "Juana Azurduy de Padilla" (niñas), en 1883. Fue gestor de las Asambleas del Maestro, donde impartió modernos métodos pedagógicos para su tiempo, convirtiendo a las escuelas municipales en las abanderadas del país. Éstas funcionaron hasta el 9 de abril de 1952 y se reactivaron gracias a la Ley de Participación Popular.

Algunos escritores como Subieta Sagárnaga lo llamaron "El Sarmiento Boliviano", por su consagración a la enseñanza libre en todos sus grados y la influencia que tuvo en la Ley de Libertad de Enseñanza, aprobada un 22 de noviembre de 1872.

Hombre polifacético

Al margen de sus dotes de educador, Omiste fue periodista, abogado, historiador, diplomático y político. Fundó el periódico “El Tiempo” el 1 de enero de 1883, gracias a la imprenta que trajo consigo desde Filadelfia (EEUU). Fue considerado precursor del periodismo nacional, debido a las múltiples tareas que desempeñó como funcionario de gobierno. En su imprenta publicó libros traducidos del inglés y del francés, cuya distribución fue gratuita en las escuelas municipales.

Como historiador sobresalió con obras como "Crónicas Potosinas", "Caracas Cuna del Libertador", "Historia de Potosí 1811 y 1812" y "Monografía de la Ciudad de Potosí", esta última fue presentada en la Feria Internacional de Chicago en conmemoración del primer centenario de la creación de los Estados Unidos. Asimismo, representó a Bolivia como enviado especial en países como Brasil, México y Estados Unidos. También fue Ministro Plenipotenciario en Argentina y Venezuela, al margen de ser presidente del Congreso Bolivariano. En el ámbito literario fundó la Sociedad Cortez y el Centro de Estudios de Potosí. Convirtió el Salón Prefectural en centro cultural cuando ejerció como Prefecto de Potosí. Fue diputado y senador de la República en 1874, 1889 y presidente del Concejo Municipal en 1892.

Otras actividades

Con tan sólo 18 años de edad fungió como profesor en el Colegio Nacional de Pichincha, en Potosí, después de rendir exámenes de competencia en la Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca.

Fue el primer alcalde que hizo empedrar las calles de Potosí y realizó las gestiones correspondientes para que el edificio de las "Casas Reales" pase a poder del municipio para convertirse en lo que hoy es el Palacio Consistorial.

El 20 de octubre de 1890 logró la repatriación de los restos del ex presidente de Bolivia Tomás Frías. Gran parte de su vida se dedicó a trabajar por su país, impulsó el enriquecimiento cultural e histórico y la ejecución de varias políticas y obras que su legado dejó en bien de Potosí y Bolivia.

Otros personajes importantes

Entre otros personajes influyentes en el ámbito de la educación boliviana, se puede citar a Franz Tamayo, Adela Zamudio, Enrique Finot, Jaime Escalante y Natalia Palacios. Tamayo explicó la urgencia de una pedagogía basada en nuestra realidad étnica antes que en modelos extranjeros en su obra “Creación de una Pedagogía Nacional”; Avelino Siñani y Elizardo Pérez marcaron hito con la escuela productiva de Warisata.

Adela Zamudio

Ilustre escritora, pensadora, pintora y maestra boliviana que dedicó su vida a las letras y a la docencia. Nació en La Paz en 1854 y falleció en 1928. Desde muy joven se inclinó a la poesía, con el seudónimo de Soledad, obteniendo un prestigio literario entre los escritores románticos de su época. Manejó acertadamente todos los géneros y formas retóricas. Sus temas favoritos fueron la vida y la naturaleza. Desde su postura filosófica denunció la injusticia social y económica con sutileza e ironía.

Con firmeza luchó por la emancipación social e intelectual de la mujer, sin menoscabar su femineidad. A pesar de manifestar en toda su vida un alto sentido cristiano, fue combatida por las autoridades civiles y clericales hasta suscitar una célebre polémica nacional en la sociedad boliviana que le valió el apoyo solidario de la casi totalidad de los escritores importantes de su país.

En 1911 fundó la primera Escuela de Pintura para señoritas y otra del mismo tenor para los niños de los suburbios. Fue profesora y directora de la primera Escuela Laica de Bolivia y autora de piezas de teatro y lecciones líricas para niños. Maestra y precursora boliviana cuya obra ha sido motivo de análisis de muchos críticos bolivianos.

Himno al maestro

Letra y Música: Juan Manuel Thorrez

Entonemos un himno de gloria  
cual se canta una marcha triunfal    
en honor al maestro que enseña  
el camino de fe y bondad. 
 
Mil coronas de lauros le ciñen 
esa frente repleta de ideal,
es el maestro que lleva en su alma
la pureza de luz y verdad. 
 
Tiene el alma tan pura y serena,
cual las aguas de un gran manantial,
estrechemos sus manos tan tiernas,
que están llenas de felicidad.
 
Nada puede quebrar su conciencia,
nada agota su sed de verdad,
es el maestro a quien canta la gloria
sus canciones de paz y bondad.


Últimas noticias