Vida y Futuro

25 de octubre del 2014. Actualizado a las 22:30 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa Hoy se conmemora 169 años de su fundación

El Beni, tierra exuberante, productiva y biodiversa

Por Redacción Central | - Los Tiempos - 18/11/2011


Un atardecer en el río Mamoré, el más grande de Bolivia. -   Internet Agencia

Un atardecer en el río Mamoré, el más grande de Bolivia. - Internet Agencia

De belleza salvaje y exuberante, el Beni es uno de los departamentos más extensos en superficie.  Constituye una de las regiones con mayor biodiversidad del mundo y con una abundancia inigualable de especies únicas en flora y fauna. En la era republicana, el Beni era el principal productor del caucho y goma. Actualmente, la ganadería y el turismo se constituyen en factores importantes para su desarrollo.

Hoy, 18 de noviembre, Beni celebra sus 169 años de la fundación del departamento, creado por Decreto Supremo en el gobierno de José Ballivián y Segurola en 1842.

Economía

Introducida a comienzos del siglo XVII por los jesuitas, la ganadería es la actividad económica más importante del Beni y este departamento es el centro de la industria ganadera de Bolivia. Así, la ganadería extensiva (bovina y caballar) ocupa la sabana natural y diversidad de pastos naturales para la producción principalmente de carne.

La agricultura se centra en el cultivo de productos tropicales como: cacao, plátano, caña de azúcar, maíz, yuca, arroz, maracuyá, papaya, cítricos y otras frutas tropicales. La explotación forestal está destinada a la obtención de caucho y castañas.

Los bosques del Beni poseen gran variedad de maderas preciosas que van desde la liviana madera balsa hasta el cuchi, del que se dice que es tan duro como el acero. Entre ellas: caoba o mara, ochoó, japunaqui, palmeras (cusi, totaí, chonta, motacú, sao), tacuara (tamora, tacuarembó, curi), sirari, tajibo, cubo.

La pesca representa otra importante actividad económica, tanto al interior como al exterior del departamento. Los ríos son hábitat de una gran variedad de peces, como pacú, palometa, sábalo, bagre y blanquillo. Muchos de los lagos tienen una fauna ictiológica semejante a la de los ríos.

Historia
La historia da cuenta que antes de la Colonia en esta región vivían diversos grupos étnicos como los moxeños, chapacuras, itonamas, canichanas, movimas, cayuvabas, pacaguaras e iténez.

En el Imperio Incaico, estos grupos sufrieron incursiones que tenían el objetivo de conquistarlos y usufructuar las riquezas naturales existentes.

Durante la Colonia, España, para hacer frente al expansionismo portugués, faculta a la Real Audiencia de Charcas, para que tenga jurisdicción sobre las regiones de Moxos y Chunchos. La penetración de españoles en la región, resultó frustrada por las condiciones naturales adversas.

En 1597, la Corona de España encomienda a la Orden de la Compañía de Jesús, la fundación de misiones entre la población nativa. Este proceso se inicia con la llegada de los Jesuitas a la región habitada por los Moremonos en 1675. En base al acercamiento pacífico y a pequeños obsequios, consiguen fundar en 1682, la primera de varias misiones, con el nombre de Nuestra Señora de Loreto.

En 1686 el Padre Cipriano Barace funda la Segunda Misión, con el nombre de Santísima Trinidad. Bajo la dirección de los Padres Jesuitas, los nativos se dedicaban a la agricultura y a la ganadería. También producían telares y objetos de alfarería. En el año 1767, los jesuitas fueron expulsados del territorio de Moxos por instrucción de la Corona Española, siendo ejecutada por la Real Audiencia de Charcas, a cuya cabeza se encontraba Don Juan Martínez de Tineo.

Levantamientos indígenas

Hoy, no sólo se recuerda la fundación del Beni sino también la rebelión indígena liderada por el cacique Pedro Ignacio Muiba.

En 1792, en  Moxos, Juan Maraza, cacique de los canichana expulsó a Miguel Zamora por cometer excesos.

En 1810, ante las sucesivas rebeliones en otras regiones del país, Urquijo pidió la ayuda de Maraza y lo enfrentó con el cacique Muiba, quien se había revelado en la misión de Trinidad. En 1881, Muiba murió luego de ser derrotado por las fuerzas de Maraza quien lo enfrentó con un ejército compuesto de canichanas, cayubabas y movimas. En 1822 Maraza fue victimado por el gobernador español Velasco, produciéndose entonces un gran levantamiento indígena.

En la República, en 1842,  durante el gobierno José Ballivián y Segurola, se dispuso la creación del departamento del Beni sobre la base de la circunscripción de las Misiones de Moxos (San Ignacio, Trinidad, Magdalena, Baures, San Joaquín, Santa Ana y Loreto, entre otras).

DATOS GENERALES

Creación: 18 de noviembre de 1842 por Decreto Supremo en el  gobierno del Gral. José Ballivián
Población: 362.521 habitantes (Censo 2001)
Extensión: 213.654 km2
Capital: Trinidad
Límites: Al norte: Pando y Brasil; el este: Santa Cruz y Brasil; al sur: Santa Cruz, Cochabamba y La Paz; al oeste: La Paz y Pando.
Provincias: Tiene ocho provincias: Cercado, Vaca Díez, José Ballivián, Yacuma, Moxos, Marbán, Mamoré e Iténez.
Hidrografía: Los ríos benianos desembocan en la cuenca del Amazonas. Los principales ríos son el Mamoré (el más grande de Bolivia), Itenez o Guaporé, el Beni y Bopi.

 

COMIDA ÚNICA - GASTRONOMÍA

Beni cuenta con abundante y exquisita cocina culinaria. Entre sus platos típicos están: Masaco de plátano, Jochi pintao, keperí beniano, locro carretero, mamona, taitetú, coto relleno, ají de panza, pacú frito, chorizo beniano y otros. Entre las masitas típicas están el pan de arroz, empanada de maíz, cuñapé (con harina de yuca). Entre sus bebidas típicas se destacan la chicha de maíz o zomó y chivé.

 

FLORA - FAUNA

El departamento del Beni es una opción segura para los turistas que desean convivir y disfrutar de la naturaleza en un clima bastante cálido donde la flora es exuberante y multicolor. Además existe una gran variedad de fauna.

En el Beni existe una extraordinaria diversidad florística, entre los que se destacan el aliso, el pino de monte, el nogal, los cedros, la mara, el palo maría, el tajibo. Entre las palmas se distinguen el asaí, las jatatas, la palma y la palma real que forma extensos palmares en zonas inundadas de bosque.

La fauna es igualmente muy diversificada, entre los que se destacan jaguares , pumas, caimanes , serpientes, garzas, martín pescador, bandadas de loros chillones, armadillo gigante, el joche (roedor gigante), osos hormigueros, zarigüeyas, ñandúes, perdices, venados, monos, pavas de monte, pájaro carpintero, la paraba y maticos, tigresillos, gato montés, oso pardo taitetú o jabalí americano, palometas, pacúes, tortugas de río.

 

BIODIVERSIDAD CULTURAL

ZONAS PROTEGIDAS 

El Beni cuenta con una variada y rica naturaleza, tanto en flora como en fauna. Así, hay zonas protegidas destinadas a la preservación, entre ellas el Parque Nacional Isiboro Sécure, el Parque Regional Yacuma, Reserva de la Biósfera Estación Biológica del Beni, Reserva de la Biósfera y Territorio Indígena Pilón Lajas.

ALBERGUES

Existen albergues turísticos para recibir a los visitantes, los cuales son muy cotizados.

Los albergues ecoturísticos de Mapajo, en la Reserva Natural de Pilón Lajas y San Miguel del Bala, en el Parque Nacional Madidi, son emprendimientos productivos rentables que benefician a las poblaciones indígenas, promueven el desarrollo económico local y posibilitan la capacitación de sus habitantes.

DANZAS TÍPICAS

Hay varios tipos de danzas típicas del Beni, entre ellos los Macheteros que es una danza guerrera. Los bailarines se mueven al ritmo del tamborcillo tan característico en la música colonial. Este baile representa la resurrección de Jesucristo y su ascensión a los cielos.

Otros bailes típicos son el Torito, el Sarao, Los Jerures, los Achus y los Angelitos.

 

TURISMO - SITIOS NATURALES

Catedral Trinidad

En la catedral de Trinidad, ubicada en la plaza principal, se puede admirar reliquias, retablos de plata, cristalería, muebles y artesanados de madera (creación propia de los indígenas) y campanas fundidas en la época de los jesuitas. Hay otros templos con características similares, como la iglesia de Loreto y otros.

Laguna Suárez

Se encuentra a 5 kilómetros al Sur de Trinidad. Es una laguna artificial que, según los trinitarios, fue construida por la antigua civilización del Paitití, que la bautizó con el nombre de Socoreno (Laguna de animales). Fue utilizada como reservorio de agua para la producción piscícola. Es uno de los sitios más visitados.

Cachuela Esperanza

Este sitio, de la provincia Vaca Diez, posee las peculiares características de todos los pueblos del Norte, agradables por sus climas, ricos en flora, fauna y ganadería e importante producción de goma, castaña y madera. Es una belleza natural a orillas del río Beni, el que se ve interrunpido por las bruscas caídas de agua.

Aventura por ríos

La exuberante vegetación y gran cantidad de ríos del Beni, la hacen un destino atractivo para el ecoturismo. Por sus caudalosos ríos de caminos naturales navegan embarcaciones que comercian y llevan a los turistas para admirar su jungla, flora exótica y su fauna diversa. Los cruceros de aventura a través de los ríos son unos de los principales atractivos turísticos.

Puerto Ballivián

Está ubicada a 9 kilómetros de la ciudad de Trinidad, camino a Loma Suárez. Es un puerto que tuvo mucha importancia cuando llegó a ser oficial. En la actualidad, es un balneario natural donde el visitante observará interesantes paisajes selváticos y animales de toda clase.


Últimas noticias

En Vídeo