Vida y Futuro

Lunes 01 de septiembre del 2014. Actualizado a las 19h00 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa Faltan políticas públicas adecuadas que respeten las diferencias y desigualdades de los adultos mayores del área urbana-rural enfocadas en terminar con la exclusión y vulneración de sus derechos. Además, es necesario impulsar el enfoque de trabajo interg

Los adultos mayores, invisibilizados en la sociedad

Por Catherine Camacho - Los Tiempos - 17/06/2012


Los adultos mayores, invisibilizados en la sociedad -   Blogspot Periodista Invitado

Los adultos mayores, invisibilizados en la sociedad - Blogspot Periodista Invitado

Desde que uno nace, envejece. A nivel global, el envejecimiento de la población va en aumento, aunque cada país está en una fase distinta de esa transición. Los expertos señalan que la población mayor de 60 años en Latinoamérica se duplicará en los próximos 40 años. En Bolivia, los adultos mayores representan el siete por ciento de la población y se estima que para el 2020 existirá más de un millón de personas de la tercera edad. Actualmente se invisibiliza la labor y el rol que desempeña este grupo etario en la sociedad ocasionando su exclusión y posibilitando la vulneración de sus derechos. Además, no se perciben las diferencias y desigualdades de origen étnico y de género que se dan entre los adultos mayores urbano-rural.

Las causas para el envejecimiento responden principalmente a una reducción en las tasas de fecundidad y a una mayor longevidad de vida que conlleva a una redistribución demográfica de la sociedad, la cual tiene profundas repercusiones sociales y en las políticas públicas de los países latinoamericanos y de El Caribe, señala el “Levantamiento de información sustantiva sobre los derechos de las personas adultas mayores en Bolivia”, estudio realizado por la Defensoría del Pueblo y HelpAge International. 

Este envejecimiento se presenta en Bolivia en un contexto de alta incidencia de pobreza, desigualdad, escaso desarrollo institucional, baja calidad del sistema de protección social, sobrecarga familiar y de exclusión social. También se da en un contexto de vulnerabilidad, debido a que se parte de la premisa de que los problemas de la vejez son de orden privado y no corresponden a la solidaridad colectiva, explica el estudio.

La ONG HelpAge Programa Bolivia en alianza con Oxfam y el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) organizó, en La Paz, el conversatorio “Transición demográfica y heterogeneidad” donde se invitó a profesionales de diversas áreas a reflexionar desde su campo de acción sobre la situación de los adultos mayores en Bolivia buscando poner en el centro de la discusión política el ejercicio de los derechos de las personas adultas mayores como condición necesaria para la construcción de una sociedad basada en principios de solidaridad, reciprocidad y equidad a lo largo de la vida.

 

Políticas adecuadas

Los expertos concluyeron que hacen falta políticas públicas adecuadas que respondan a la nueva realidad demográfica de la sociedad actual y que, además, se hace necesario impulsar el enfoque de trabajo intergeneracional para promover una relación y transición sana entre generaciones.

Coincidieron, también, que es importante partir y entender la vejez y el envejecimiento como un enfoque de ciclo de vida, como un evento positivo en la cual se involucre a toda la sociedad. 

Los participantes en el conversatorio explicaron que existe poca información, estudios e investigación en torno a este grupo etario y que los medios de comunicación le dan poca difusión a estos temas. Recalcaron que las personas adultas mayores son agentes activos, portadoras de cultura y sabiduría. Alertaron sobre el aumento alarmante de la violencia ejercida contra los adultos mayores tanto dentro la familia como fuera de ella.

 

Disparidad entre ley y realidad

Bolivia tiene un amplio despliegue de recursos normativos a favor de las personas adultas mayores, pero muchas de ellas no se cumplen por falta de mecanismos adecuados. Más al contrario, hay varios obstáculos como la falta de información-difusión, la resistencia a su aplicación que son generados por la institucionalidad débil, la limitada infraestructura, el poco conocimiento de normas y leyes y la falta de capacidad técnica de algunas autoridades. 

Entonces, existe una disparidad entre la ley y la realidad que genera deficiencias en el cumplimiento y reconocimiento de los derechos humanos de los adultos mayores.

 

Estructura poblacional

En Bolivia, la heterogeneidad de la población adulta mayor es un rasgo fundamental del proceso de envejecimiento. Así, en cuanto a la heterogeneidad demográfica, en lo que respecta la relación rural-urbana, el grupo población más vulnerable del país está compuesta por personas adultas mayores que viven en el campo, especialmente en las zonas del sur andino. En Potosí donde 9 de cada cien personas son adultos mayores, dice Cecilia Salazar, coautora del estudio “Personas adultas mayores: desiguales y diversas. Políticas públicas y envejecimiento en Bolivia” publicado por Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Otro dato importante, señala Salazar, es que la población adulta mayor está compuesta prioritariamente por mujeres que viven su vejez en condiciones de precariedad absoluta. Además a esto se suma la migración, sea interna (campo-ciudad) o externa (a otro país), que exige a esta población a adaptarse a la dinámica socioeconómica y productiva cambiando sus roles productivos y reproductivos. Así, se tiene adultas mayores que siguen siendo proveedores de recursos materiales e inmateriales en su entorno familiar (cabezas de familia y/o cuidadores). Así, las personas adultas mayores son sujetos y agentes de cambio, con roles importantes en sus familias y comunidades.

En cuanto a la transición demográfica que atraviesa el país, el estudio explica que se tiene un punto a favor, pues aún se cuenta con una amplia masa más joven disponible para la generación de recursos que permitiría aguardar un futuro más prometedor. A esa ventaja los estudios poblacionales le llaman el “bono demográfico”, propio de los países cuyo envejecimiento todavía es tenue lo que, en general, se presenta en países pobres que dispondrán de capital humano activo por un buen tiempo. Pero, esta ventaja está a punto de diluirse debido al aceleramiento del envejecimiento poblacional.

Por lo tanto, los participantes coincidieron que es importante generar políticas públicas que logren romper la transferencia de la pobreza y la desigualdad de una generación a la otra y que las desigualdades no persistan en el tiempo.

INSTRUMENTOS

LEGALES

• La Ley 1886 Derechos y Privilegios para los Adultos Mayores

• Ley 3323 sobre el seguro de Salud para el Adulto Mayor (SSPAM)

• Ley No. 3791 de la Renta Universal de Vejez (Renta Dignidad)

• La Nueva Constitución Política en sus artículos 67, 68 y 69 que establece la prevención del maltrato hacia el adulto mayor.

HELPAGE 

Helpage International es una organización que trabaja en temas de envejecimiento y promoción de los derechos de las personas adultas mayores en más de 70 países. En Bolivia, desarrolla sus actividades desde los años 90 y, desde 2009 ejecuta el “Programa País” apoyado por la cooperación sueca ASDI.

ASOCIACIÓN NACIONAL DE ADULTOS MAYORES

La Asociación Nacional de Adultos Mayores de Bolivia (Anambo) es el principal impulsor de la protección social de este grupo etario. Anambo aglutina a más 125 organizaciones locales  en el área urbana y rural, tiene más de 120.000 miembros. Esta población organizada, lucha día a día en torno a la defensa de sus derechos. Así, a través del ejercicio del control social sobre las políticas públicas, el aporte a la planificación municipal y la participación política buscan garantizar una vejez más digna y segura para las próximas generaciones.


Últimas noticias