Vida y Futuro

Lunes 20 de octubre del 2014. Actualizado a las 19h29 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

19:03 UNA LUCHA CONSTANTE POR VIVIR

Cáncer infantil: tiempo para prevenir

Por Fabiola Chambi - Los Tiempos Digital - 15/02/2013


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Un niño y su madre en la Unidad de Oncología- Pediátrica del Hospital Manuel Ascencio Villarroel - Eloy Galindo Los Tiempos Digital

Un niño y su madre en la Unidad de Oncología- Pediátrica del Hospital Manuel Ascencio Villarroel - Eloy Galindo Los Tiempos Digital

COCHABAMBA |

Una lucha para aferrarse a la vida, todos los días y sin pausa, es la realidad que viven miles de niños en el mundo que padecen cáncer, una enfermedad mortal pero prevenible si se actúa a tiempo.

Desde el 2012, la Confederación Internacional de Organizaciones de Padres de Niños con Cáncer promovió a nivel internacional una campaña de concientización pública sobre el cáncer infantil y desde entonces, cada 15 de febrero, se recuerda este día con actividades en diferentes partes del mundo. 

En Cochabamba, la Unidad de Oncología Pediátrica del Hospital Manuel Ascencio Villarroel atiende entre seis y 15 pacientes al día con consulta externa y terapias ambulatoritas, y cuenta con siete camas de internación que siempre están llenas.

Hasta el momento, 158 niños fueron diagnosticados con esta enfermedad, de los cuales solo 58 acuden a tratamiento permanente; los demás abandonan las terapias por diferentes causas.

"El cáncer no es sinónimo de muerte, seamos conscientes de que el cáncer infantil existe, pongámonos la camiseta para luchar, prevenir, tratar y rehabilitar a los niños. Esta enfermedad es una lotería, a cualquiera le puede tocar y debemos estar preparados", manifestó Beatriz Salas, doctora del hospital.

En este centro, siete niños se restablecieron completamente.

A nivel mundial, según información difundida en el portal Geosalud.com, se calcula que más de 160.000 niños son diagnosticados con esta enfermedad cada año, donde tres de cada cuatro sobreviven al menos cinco años después de recibir el diagnóstico.

Sin embargo, el cáncer infantil tiene su mayor obstáculo en la detección tardía y el acceso limitado a terapias eficaces. "No es mortal y los niños pueden curarse recibiendo el tratamiento adecuado, es mejor descartar algo tiempo que darse cuenta cuando ya es demasiado tarde", enfatiza Salas.

Niños que nacen con sobrepeso o muy pequeños, menores que son internados con catéter umbilical, que se exponen al humo del cigarrillo, a la toxicidad del medio ambiente o que tienen mala nutrición pueden tener mayor predisposición al cáncer, explica la experta en Oncología- pediátrica.

Respecto al último factor, el director de la Organizaciones Económicas Campesinas Indígenas y Originarias (Cioec Bolivia), Javier Valda, dijo que los pequeños productores del país consideran que la enfermedad se debe, precisamente, a la mala alimentación.

Desde la perspectiva de Valda, productos como la cebolla, el brócoli, los tomates, las espinacas, los plátanos y la papa, entre otros productos, pueden evitar el cáncer.

"El país ocupa una de las tasas de incidencia y mortalidad más altas del mundo, los datos corresponden a informes de las Naciones Unidas y de la Organización Mundial de la Salud, esto es consecuencia de los productos que consumimos, como los alimentos chatarra, para eso nosotros planteamos el consumo de nuestros alimentos locales para combatir este mal", afirmó en el marco de la conmemoración del Día Internacional de Lucha contra el Cáncer Infantil.

Si bien la palabra cáncer es asociada a la muerte, las formas en que se puede evitar son muchas. Una vez más, la actitud y respuesta en el momento oportuno puede cambiar la vida del niño o niña.

Síntomas

Al menos un 85 por ciento de los cánceres infantiles suelen presentar los siguientes síntomas:

 - Masa abdominal anormal o inflamación.

 - Fiebre prolongada y sin causa aparente.

 - Palidez, pérdida de energía y pérdida de peso rápida.

 - Dolores de cabeza persistentes y sin causa aparente, a menudo con vómitos.

 - Formación de hematomas con facilidad y sangrado sin causa aparente.

 - Pérdida de equilibrio y cambio repentino en el comportamiento.

 - Hinchazón de cabeza.

 - Brillo blanco en los ojo.

 

 

 

 

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias

En Vídeo