Columnistas

Lunes 24 de noviembre del 2014. Actualizado a las 11h31 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa

Bolivia: Estado Libre Asociado

Por Redacción Central - Los Tiempos - 30/05/2006


Sucedió en un acto oficial en Palacio de Gobierno en ocasión en que el Ministro de Asuntos Campesinos, Indígenas y Agropecuarios dirigiéndose a las autoridades presentes, saludó al primer mandatario destacando su calidad de "Presidente de Bolivia Libre y Soberana". Lo paradójico es que ello ocurrió estando presentes el presidente de Venezuela y el vicepresidente de Cuba.

Más de un ciudadano debe haber quedado atónito ante tan inusitada profesión de fe que subraya la cualidad "soberana" de Bolivia en momentos en que la opinión pública critica severamente la injerencia de Hugo Chávez en los asuntos internos de este país. Los ciudadanos observan con mucha preocupación las repetidas visitas del presidente venezolano que rayan en el abuso; critican, aún más, el descaro con el que abiertamente llega a apoyar campañas electorales del MAS, tal cual ocurrió en Shinahota donde convocó al pueblo boliviano a garantizar la mayor presencia de este movimiento político en la Asamblea Constituyente porque, según dijo, "lo contrario significaría dar fortaleza a los partidos tradicionales"; una afrenta a la democracia boliviana.

Resulta un exabrupto que el presidente de un país ajeno, llegue a decir por quien se deba votar como si los bolivianos sean escasos de criterio. El desatino llega a tal extremo que para justificar su entremetimiento en el proceso electoral constituyente, explicó que no le motivaba ningún afán de injerencia en los asuntos nacionales, sin embargo se atrevió a "reflexionar" a la ciudadanía en sentido que la Asamblea Constituyente debía ser "plenipotenciaria", advirtiendo que "si ésta se subordina a los poderes del Estado, les van a quitar los poderes revolucionarios". Una total irreverencia a la norma constitucional boliviana y una incitación a desconocer su mandato que en el proceso constituyente, establece la vigencia de los "poderes constituidos".

No menos preocupante es la actitud ingenua de algunos ciudadanos que con primaria racionalidad, dada la pobreza que agobia al país, a modo de aprovechar la benevolencia del peregrino intruso aconsejan disimular tal intromisión. Al parecer aquello de "pobres pero dignos" ya no está presente en la escala de valores de los bolivianos, a no ser en los discursos. Un otro tema de análisis es aquél que señala que Bolivia debió invocar a Chávez para participar del "anillo energético" para a futuro poder vender gas a Brasil y Argentina, mercados bolivianos que lastimosamente tendrá que compartir con el "solidario" país venezolano. Es que existen todavía quienes desconocen que para Chávez "entre países sólo priman los negocios".

De continuar esta desvergonzada relación de "padrinazgo y tutoría", por lo demás, admitida y reconocida por el presidente Morales, tal vez sea más digno convertirnos en "Estado Libre Asociado de Venezuela". Una repetición de lo sucedido con Puerto Rico, las Islas Marianas del Norte y las Islas de Cook. Una forma de Estado en régimen colonial, en que un territorio permanece afiliado a su metrópoli pero goza de autonomía política. De este modo el Presidente Chávez puede llegar en cualquier momento al país y disponer de los asuntos internos sin violentar la soberanía nacional. El presidente de Bolivia no necesitaría comprar un nuevo avión presidencial y ese ahorro bien podría insertarse en el plan de austeridad; podría además utilizar aviones venezolanos sin que opositor alguno pudiera criticarlo. A más de ello, la corriente migratoria hacia España bien podría trasladarse hacia ese rico y poderoso país petrolero, desde luego seguros de contar con la solidaridad del "desinteresado" tutor.


Últimas noticias

En Vídeo