Columnistas

Domingo 31 de agosto del 2014. Actualizado a las 18h34 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa

Reforma parcial de la Constitución

Por Redacción Central - Los Tiempos - 1/08/2007


Después del 6 de agosto, tomemos en cuenta el Art. 31 de la C.P.E.: "Son nulos los actos de los que usurpen funciones que no les competen, así como los actos de los que ejerzan jurisdicción o potestad que no emane de la ley". Los constituyentes tienen que volver a casa y no debemos permitir que el parlamento delegue sus funciones con una ley especial de reforma y ampliación de la convocatoria a la AC

"Si un alumno de farmacia, después de escuchar la descripción de ciertos dolores que atribuye erróneamente a un cólico, cuando son producidos en realidad por una inflación del caecun, prescribe una purga energética y mata al enfermo, será declarado culpable de homicidio por imprudencia temeraria. No se admitirá como excusa la bondad de la atención, ni le valdrá decir que todo ha sido un simple error de diagnóstico. Se le contestará que no tenía derecho para exponer al enfermo a consecuencias desastrosas& Se desechará su alegación de que ignoraba cuán grande era su ignorancia& ". La cita pertenece a Herbert Spencer y es muy pertinente para la ocasión: Bolivia esta enferma, agravada por las confrontaciones que existen y el gobierno junto a la Asamblea Constituyente se asemejan al alumno que cree poseer la solución y no sabe cuán grande es su ignorancia.

El Art. 24 de la Ley Especial de Convocatoria a la Asamblea Constituyente, determina que la duración de las sesiones de la AC terminan el 6 de agosto de 2007 y como sabemos, los más de 500 artículos no han sido discutidos en grande para ser aprobados por 2/3 como establece el Art.25 de dicha ley y si es que se llegará a ese extremo, es decir a la aprobación de la nueva Constitución con los 2/3 necesarios, el poder ejecutivo convocaría a un Referéndum constituyente, donde el pueblo refrendará por mayoría absoluta de votos, el proyecto de constitución y en caso de no reunirse la mayoría absoluta, continuará vigente la actual constitución.

Por el escaso tiempo, se intenta pactar acuerdos políticos en el legislativo para prorrogar la duración de la AC. Y como en Bolivia todo es posible, se cometerá el mismo error dos veces, despilfarrar dinero en proyectos y sueldos innecesarios e imponer una Constitución desde el Ejecutivo. Pero tomemos en cuenta la jurisprudencia contenida en la Sentencia constitucional SC 0491/2003-R, que establece que: "& el Estado Democrático de Derecho está organizado sobre la base de los principios fundamentales, entre otros, de la separación de funciones conocida también como el principio de división de poderes, lo que implica la distribución de competencia y potestades entre diversos órganos estatales para el ejercicio del poder público, de manera tal que esa distribución se constituya en una limitación para cada órgano de poder el que sólo podrá ejercer las potestades que forman parte de su competencia. El principio fundamental antes referido está expresamente consagrado por el art. 2 de la Constitución por cuyo mandato "la soberanía reside en el pueblo... su ejercicio está delegado a los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial".

De este modo los ámbitos de competencia no pueden ser violados, como las decisiones tomadas no pueden ser modificadas por capricho de la irracionalidad que insiste en promulgar una Constitución, insistiendo en aumentar los plazos para beneficio de los que perciben el sueldo innecesariamente; que sea el poder legislativo el encargado de modificar parcialmente la Constitución: "Así, al Poder Legislativo le ha asignado la potestad legislativa, de control y fiscalización; al Poder Ejecutivo la potestad reglamentaria, administrativa y ejecutiva; y, al Poder Judicial la potestad jurisdiccional& "Auto constitucional Nº 0096/2007-RCA.

La reforma deberá ser parcial y en virtud de los Arts. 230 y 231 de la CPE; como podemos cambiar Principios generales del derecho reconocidos y aceptados universalmente, como podemos disminuir garantías constitucionales, así la forma del estado está dividido en tres poderes, los regímenes especiales se mantienen, se aumenta o disminuyen, pero no cambian totalmente, etc. Una reforma total es un ensayo irresponsable de estado utópico.

El Art. 30 de la CPE, de forma precisa y categórica expresa que: "Los poderes públicos no podrán delegar las facultades que les confiere esta Constitución, ni atribuir al Poder Ejecutivo otras que las que expresamente les están acordadas por ella"; este mandato impide la concentración del poder, como el uso arbitrario del mismo. Queramos o no, de alguna manera se delegó la atribución de legislar a una AC y es un abuso de poder la potestad de reformar totalmente la constitución en un año, cuando se discuten meses en el legislativo para cambiar leyes o artículos de leyes de rango secundario a la constitución; además de ser este hecho, una especie de robo a la economía del ciudadano que finalmente paga con sus tributos todo este despilfarro. Nos debería bastar con pagar parlamentarios.

Sin duda alguna la incorporación de la AC, en la CPE en el Art. 232, como mecanismo de reforma total de la constitución, provoca los peligros a los cuales ahora nos vemos expuestos.

Después del 6 de agosto, tomemos en cuenta el Art. 31 de la C.P.E.: "Son nulos los actos de los que usurpen funciones que no les competen, así como los actos de los que ejerzan jurisdicción o potestad que no emane de la ley". Los constituyentes tienen que volver a casa y no debemos permitir que el parlamento delegue sus funciones con una ley especial de reforma y ampliación de la convocatoria a la AC; aprendamos de una vez de la experiencia y el fracaso.

Finalmente, si entra en conflicto la ley y la justicia, recurramos a la justicia; si para eso es necesario resistir, resistamos; Antígona nos enseñó a desobedecer la ley humana que sea injusta y Thoreau a resistir y desobedecer pasivamente; la vida republicana del país no debe estar en manos de liberticidas.


Últimas noticias