Columnistas

Domingo 21 de diciembre del 2014. Actualizado a las 14h26 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa

Consumo de alcohol en las vías públicas

Por Redacción Central - Los Tiempos - 15/04/2008


Una escueta información policial da cuenta de que una persona se encuentra fuera de peligro luego de haber recibido tres impactos de bala de parte de un hombre celoso en la avenida Pando. El hecho, presentado como un incidente más de los que se dan en un fin de semana, no es tan simple o rutinario; al contrario, es una muestra palpable de que la violencia en las calles de Cochabamba aumenta peligrosamente ante la actitud pasiva y negligente de las autoridades municipales y policiales.

No se trata sólo de actos propios de la delincuencia común, robos, asaltos, violaciones, de por sí graves y en aumento; lo que se advierte desde hace un buen tiempo son actos de violencia, por lo general protagonizados por jóvenes que utilizan calles y avenidas para consumir bebidas alcohólicas, lo que los lleva, además, a perturbar la vida de los vecinos, peatones y conductores que circulan por ellas.

Existen ordenanzas municipales específicas que prohíben beber en la calles; sin embargo, su acatamiento es esporádico y momentáneo. La Policía con gran alarde suele efectuar "batidas"que alejan a los jóvenes por unas semanas para luego retornar con más fuerza.

Lo que ocurre en la avenida Pando, al norte de la ciudad, es alarmante. Centenares de jóvenes se dan cita los fines de semana, cometiendo una seria de tropelías que hacen la vida imposible a quienes viven o tienen su negocio en esa importante arteria. Vehículos con equipos de sonido a todo volumen, borracheras generalizadas, peleas, consumos de droga, actos reñidos con la moral en plena vía pública, son algunos de los hechos que los impotentes vecinos tiene que presenciar.

Los reclamos por lo general caen en saco roto. La responsabilidad recae directamente, por un lado, en la Alcaldía que no es capaz de hacer cumplir sus ordenanzas y, por otro, de la Policía, incapaz de imponer autoridad ante tantos desmanes, cometidos por los llamados "hijitos de papá", por lo visto con la influencia necesaria para anular la acción policial.


Últimas noticias