Columnistas

Viernes 25 de abril del 2014. Actualizado a las 21h59 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa

Incentivos perversos

Por Redacción Central - Los Tiempos - 30/05/2008


Supongamos que usted ha instalado una fábrica que producto de su proceso de producción, emite grandes cantidades de humo contaminante a la atmósfera. Sin embargo el gobierno a fin de evitar la contaminación ha decidido aplicarle un incentivo y le propone subsidiarle con un monto de dinero para que instale una maquina que evite la contaminación, es decir le pagaría para que no contamine& . ¿logrará esta política el efecto deseado? Las otras fábricas se darán cuenta que mientras más contaminen, más rápido el gobierno se apresurará en pagarles el subsidio. Es decir que los fines del incentivo que se proponía el gobierno no se cumplirán, pues las empresas no se preocuparán de generar sistemas que no contaminen, ya que de todos modos el gobierno pagará para que no lo hagan, además es posible que otros deliberadamente generen contaminación para recibir este subsidio gubernamental. A este tipo de incentivos se los llama en economía incentivos perversos, generan efectos indeseados y en el peor de los casos, contrarios a lo que se pretendía.

En el caso de las propuestas del gobierno de subvencionar los alimentos básicos, tienden a generar estos incentivos perversos. Por ejemplo, otorgar manteca subvencionada a los panaderos a fin de que no suba el precio del pan llevará a la larga a que se deba subvencionar cada vez más el mismo, y toda subvención en el fondo es pagada por los contribuyentes, redistribuye la riqueza en beneficio de los subvencionados, no habrá mecanismos que garanticen que la manteca u otros artículos sujetos a esta política no se destinen a otros fines, el panadero podrá reducir la cantidad de pan y producir más bizcocho por ejemplo y obtener mayor ganancia; como no pagará el precio de mercado nada le impedirá derrocharlo; la demanda de pan, al encontrarse un precio menor al de equilibrio, se verá incrementada lo que llevará a que se aumente el monto de subsidio. Si se quiere bajar o estabilizar los precios, debe actuarse a nivel de política monetaria y fiscal, es decir entender que la inflación es el incremento de los precios promedios y no solo de algunos productos, se debe comprender que para moderar la inflación o reducirla, la política económica debe ser integral y coordinada, no se pueden crear subvenciones, inventar bonos, aumentar el gasto corriente y a su vez vender letras del tesoro y pretender reducir la base monetaria; metafóricamente no se puede " quitar el champaña de la fiesta" e introducir a su vez "cerveza".


Últimas noticias