Columnistas

25 de octubre del 2014. Actualizado a las 17h25 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa COLEGIO DE COMUNICADORES

La naturaleza de los medios

Por Lorgio Panozo Moreira - Columnista - 18/02/2011


Éste es un “medio imparcial”, un “medio independiente”, “somos objetivos”, “decimos la verdad”, son algunos de los discursos que cada uno de los medios de comunicación intenta transmitir a sus audiencias. Este fenómeno se presenta a nivel mundial y en Bolivia.

Si bien en estos discursos parte de las audiencias cree que puede ser cierta o, al menos, cree que así debiera ser el comportamiento de los medios. Pero, las audiencias, en general están conscientes que todo medio tiene su forma de ver la vida, su tendencia política e, incluso en algunos casos, partidaria. Ante esta situación creo que cada vez tiene menos razón el uso de estos discursos, al contrario los medios debieran ser un poco más sinceros con la sociedad.

Lo que quiero decir es que imparcialidad u objetividad en un sentido estricto no es posible: El ser humano en sí mismo ya es un ser cultural que tiene todo un cúmulo de conocimientos y experiencias en un contexto social determinado, es desde ahí que ve o evalúa los hechos. Por este mismo hecho, los propietarios, directores y trabajadores en medios ya impregnan esta esencia humana.

El hecho de tener una visión de la realidad no es mala por sí misma, al contrario todo medio debiera reconocer esta esencia y hacer pública su posición respecto a varios aspectos de la vida. Como un ejemplo nombro al periódico El País de España que públicamente manifiesta su visión de apoyo a un tipo de sistema democrático y su rechazo al boxeo como deporte. Esconder esta esencia, es falta de sinceridad con sus trabajadores y, en especial, con las audiencias.

En cada programa o secciones de medios de comunicación, hay personas que deciden qué tiempo dura una entrevista, a quiénes se pregunta, qué se pregunta, cómo se titula y así un sinfín de hechos que hacen el trabajo cotidiano en los medios y, en especial, el periodístico. Ésa ya es una muestra de lo difícil de ser objetivos o imparciales.

Por eso creo que no es posible que haya medios imparciales, independientes u objetivos, en sentido ideal. Los medios de comunicación deben esforzarse por ser más responsables, más sinceros, más transparentes con sus posiciones de vida, sabemos que tienen posiciones diversas y la existencia de la diversidad de visiones ya es beneficiosa para el sistema democrático de un país.

Tampoco se puede ser totalmente independiente, como algún autor dijo “solo se puede ser independiente si se es independiente del poder político y económico”. En realidad, esta situación es casi imposible, especialmente, en Bolivia pues varios medios han sido atravesados por intereses que corresponden a diversos actores de la sociedad. Esta situación creo que nunca cambiará. Por eso, insisto, es mejor reconocer esta naturaleza del sistema mediático. Tratar de esconder esta situación es también falta de sinceridad.

Entonces, en los centros de capacitación, universidades, en los mismos medios de comunicación, se debe hacer énfasis en reconocer este escenario y prepararse para trabajar en ese contexto. Los discursos de imparcialidad, independencia u objetividad con el tiempo ya se van constituyendo como en una especie de “mentiras verdaderas”.

El autor es comunicador social y profesor universitario


Últimas noticias

En Vídeo