Columnistas

Miércoles 17 de septiembre del 2014. Actualizado a las 21h53 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa COLUMNA VERTEBRAL

Bolívar sí fue el primer Presidente de Bolivia

Por Carlos D. Mesa Gisbert - Periodista Invitado - 11/12/2011


A partir de una afirmación hecha hace algunas semanas por el prestigioso historiador Isaac Sandoval en torno a si Bolívar fue o no el primer Presidente de Bolivia (el Dr. Sandoval dice que no lo fue), surge la necesidad de explicar hechos históricos referidos al tema, especialmente porque en mi libro Presidentes de Bolivia entre Urnas y Fusiles afirmo que Simón Bolívar fue el primer Presidente del país. ¿En qué baso tal aserto?

La República nació jurídicamente como producto de un acta de independencia promulgada por la Asamblea Fundadora el 6 de agosto de 1825. El nuevo país en ese momento no tenía Constitución ni normas que establecieran su forma de gobierno, ni los detalles de nominación y responsabilidades específicas de su cabeza gobernante. Sin embargo, el 13 de agosto la Asamblea estableció en un documento muy corto pero muy preciso su organización republicana, la organización del Estado en tres poderes, uno de ellos el Poder Ejecutivo. Un año después, el propio Bolívar se encargaría de dotar a la nueva patria de una Constitución. El término Presidente no era entonces de uso común en los papeles oficiales, por lo que para referirse a la cabeza del Ejecutivo de la República, a veces era utilizado y a veces no.

El 11 de agosto de 1825 el mencionado cónclave autodenominado “Asamblea del Alto Perú”, decretó una norma de 20 artículos. Uno de ellos, el artículo 3º dice textualmente: “S.E. el Libertador tendrá el Supremo Poder Ejecutivo de la República por todo el tiempo que resida entre los límites de ella, y donde quiera que exista fuera de estos tendrá los honores de Protector y Presidente de ella”. La disposición tiene dos partes, la primera es práctica; mientras Bolívar esté en territorio boliviano será cabeza del Poder Ejecutivo, esto es Presidente de la nueva República. La segunda es honorífica; cuando esté fuera de Bolivia será considerado su protector y Presidente.

El 15 de agosto (cuando Bolívar ya estaba en el país) la Asamblea emitió otro decreto que en su artículo 3º reza: “…que cualquiera que sea el encargado del mando de estas provincias DESPUÉS QUE S.E. (BOLÍVAR) SE RETIRE DE ELLAS…”. Este párrafo ratifica que la Asamblea considera a Bolívar como Presidente del país.

Bolívar ingresó a territorio boliviano el 12 de agosto de 1825. Desde ese día, en virtud de este decreto de la Asamblea Legislativa que proclamó la independencia, Bolívar fue Presidente de Bolivia. Pero son los hechos y no las palabras los que ratifican ese carácter. Veamos.

Si bien es cierto que inicialmente el Libertador mostró su reticencia y aun su negativa a aceptar tal nombramiento, como consta incluso en alguna correspondencia, en la práctica actuó inequívocamente como Jefe de Estado de la República Bolívar. Como ejemplo incuestionable del carácter de Jefe de Estado, que asumió Bolívar, recojo un documento del 9 de septiembre de 1825 referido a la elección de una junta de calificación. En el encabezado del mismo se puede leer: “Por cuanto E.S. Libertador Presidente de Colombia y Encargado del Supremo Gobierno de las repúblicas del Perú y Bolívar…”.

A guisa de ejemplo menciono otro documento, un decreto de Bolívar dado en Potosí el 10 de octubre de 1825. El citado decreto se refiere a temas impositivos; su artículo 1º dice: “El derecho de dos y medio reales de plata que se pagaba al tesoro nacional, sobre cada marco de plata, queda suprimido”. Por supuesto tiene su nombre y firma. Bolívar emitió este decreto como Presidente del país, prueba palmaria de que ejerció el cargo y tomó decisiones que sólo un Presidente puede ejecutar.

Finalmente, el 29 de diciembre de 1825 Bolívar decreta: 1º: “Todas las facultades y autoridades que me han sido concedidas respecto de las provincias del Alto Perú por el Poder Legislativo de la República Peruana, Y LAS DECRETADAS POR LA ASAMBLEA GENERAL DE ESTAS PROVINCIAS, quedan delegadas desde hoy en el gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre”.

Si Bolívar hubiese rechazado la presidencia, ni habría emitido decretos, ni habría designado a su sucesor, lo que sí hizo. Esto indica obviamente que hasta ese día él había ejercido la presidencia por las atribuciones que le dieron las provincias del Alto Perú, ergo la República Bolívar, o Bolivia, responsabilidad que como demuestran sus actos de gobierno, aceptó.

Queda claro, por tanto, que Bolívar fue Presidente de Bolivia entre el 12 de agosto de 1825 y el 29 de diciembre de 1825. Por tal razón, no es necesaria —como se ha sugerido— ninguna revisión de nuestros textos de historia sobre este particular.
Me queda claro, por supuesto, que Simón Bolívar no es importante para Bolivia por su corta presidencia, sino porque dio luz verde a la creación de Bolivia y defendió ante el Perú y las provincias Unidas del Sur (Argentina) la existencia del nuevo Estado. Bolívar es mucho más relevante como figura continental que como figura boliviana. Su trascendencia tiene que ver con el conjunto de su obra intelectual, militar y política, que lo hace uno de los personajes relevantes de la historia universal.
 
El autor fue Presidente de la República
http://carlosdmesa.com/


Últimas noticias