Columnistas

Martes 02 de septiembre del 2014. Actualizado a las 20h13 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa PUNTOS DE VISTA

Las preguntas del Censo 2012

Por Francisco Arnaldo Aliaga Pacheco - Columnista - 18/01/2012


“¿Se considera perteneciente a alguna nación, pueblo indígena originario campesino o afroboliviano?” Los bolivianos estamos obligados a responder a esta pregunta incluida en el Censo 2012 a realizarse a mediados de este año.

Los resultados de la misma pregunta en el año 2001 trajeron infinidad de posiciones al respecto. Muchos bolivianos respondieron de diferente forma, porque no se entendía la pregunta. Esto es comprensible, en el sentido de que no todos estamos en el deber de entender cada pregunta incluida en los censos y en las encuestas, pero llama la atención que los técnicos del INE y consecuentemente los responsables de llevar adelante el Censo, desconozcan la forma de realizar preguntas en una investigación estadística de gran magnitud.

Si traducimos las preguntas al lenguaje estadístico, éstas se comportan como si fueran variables y sus respuestas conforman lo que se denomina los valores asumidos por la variable. Estas respuestas, por lo tanto, deben cumplir con las condiciones de exhaustividad y exclusión, quiere decir que se incorpora todas las respuestas posibles y éstas se excluyen unas de las otras.

Para dar un ejemplo, la pregunta sobre el sexo de una persona, al considerar dos alternativas de respuesta: hombre y mujer y el Código 99 para aquellas personas que no responden, cumple con la condición de exhaustividad, es decir, no existe otra posible respuesta. Por otra parte, todos los bolivianos debemos responder a esta pregunta con un solo dato, es decir, una persona no puede responder que es hombre y a la vez mujer.

Por otra parte, estando en conocimiento de que la definición de las preguntas, conlleva a conocer los objetivos de éstas, podemos entender que, al estar los Estados generalmente regidos por pautas políticas, económicas, religiosas y culturales impuestas por la colonización y el imperialismo, y los pueblos indígenas, considerados una minoría, han sido explotados, discriminados, marginados, despojados de sus tierras y alejados de sus costumbres ancestrales, se quiere identificar a los bolivianos que declaran su pertenencia a estos pueblos para diseñar un conjunto de políticas que apoyen su desarrollo. Este objetivo destacado en la Constitución Política del Estado define a pueblo indígena señalando: “Es nación y pueblo indígena originario campesino toda la colectividad humana que comparta identidad cultural, idioma, tradición histórica, instituciones, territorialidad y cosmovisión, cuya existencia es anterior a la invasión colonial española”.

Comprendiendo los párrafos precedentes un mestizo debe registrarse en la categoría “No pertenece” porque no se considera perteneciente a ningún pueblo indígena señalado en la boleta censal. Sin embargo, el problema se origina en que la mayoría de la población acusa problemas de autoidentificación, porque no entiende o no sabe cómo responder a la pregunta. ¿Estaría aceptada la respuesta de un capinoteño que parte de su vida vivió fuera del país y la otra parte en las grandes ciudades de Bolivia que dice pertenecer al pueblo quechua? El problema radica en que esta persona se siente quechua aunque no sea parte de la colectividad que comparte cultura, idioma, cosmovisión, etc. quechua.

Finalmente, la existencia de otros instrumentos estadísticos, las encuestas por muestreo, que permiten indagar de mejor forma las preguntas de opinión o preguntas conflictivas, porque se capacita de mejor forma a los encuestadores y se puede utilizar el suficiente tiempo para realizar y explicar el objetivo de la pregunta, estaría mostrando un gasto excesivo para muy poca utilidad.

El autor es consultor estadístico

arnaldoaliaga@hotmail.com


Últimas noticias