Columnistas

Viernes 24 de octubre del 2014. Actualizado a las 20h30 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa LA NOTICIA DE PERFIL

Las Heroínas de La Coronilla

Por Paulovich - Columnista - 27/05/2012


“Ante vuestras ‘makanas’, el enemigo tiembla”. Esta frase que recogió la historia y que yo la aprendí en la escuela hizo que alguna vez le dijera a mi protectora cochabambina que yo acataré sin discutirle las decisiones que ella tomara respecto a mi actividad diaria.

La cholita natural from Quillacollo me explicó pacientemente con  “chuwis” que las “makanas” que blandieron las Heroínas de La Coronilla eran garrotes, piedras y otras armas rústicas con las que lucharon frente a las tropas españolas que trataron de imponerse a los patriotas idealistas de Cochabamba, pues el término de “makana” viene del quechua y quiere decir “pelea”.

Desde entonces, nunca más pude decirle a mi comadre “no me venga usted con sus macanas, que yo haré lo que me da la gana”.

En efecto, ayer vino a casa muy temprano con su pantalón vaquero debajo de sus polleras para hacerme conocer nuestra decisión de viajar inmediatamente a Cochabamba para celebrar los dos siglos de la heroica gesta de La Coronilla que se cumplen hoy.

Mi motocicleta Harley Davidson ya  había sido dispuesta para trasladarnos a Cochabamba y ella me dijo amable y sonriendo: “Monte usted, compadre, y agárrese bien de mi cintura para que no lo derrame en el camino”. ¿Quién podría negarse ante la orden de una Heroína cochabambina que quiere celebrar los 200 años de la gesta heroica de sus antecesoras?

Cuando llegamos a la ciudad del Rocha River miró para atrás y me preguntó: “¿Sigue usted allí, compadre…?” Respondiéndole afirmativamente con toda valentía.

A continuación me condujo hacia el famoso Bar Comercio, popularmente conocido como “el Barco”, para asistir a un foro-debate sobre el tema “Las Heroínas de La Coronilla no han muerto, siguen luchando con sus ‘makanas’” que yo interpreté como una clara alusión a mi comadre.

El local rebalsaba de civismo y fuimos saludados por el eminente pensador greco-cochabambino Aristóteles Giorgiadis Quiroga, descendiente del ex director técnico del Bolívar Dan Giorgiadis y una dama cochabambina de apellido Quiroga.

Varios oradores cochabambinos rememoraron la gesta valluna de 1812 y uno de los más aplaudidos fue un pensador tarateño de apellido Barrientos, quien aclaró la duda histórica de “qué hacían los cochabambinos mientras sus valientes mujeres luchaban con sus ‘makanas’ frente al adversario español”. El tarateño Barrientos comprobó con documentos que los varones cochabambinos se hallaban luchando en otros parajes a la orden de Don Esteban Arze, mientras otros se hallaban estudiando para continuar siendo la reserva intelectual de Bolivia hasta nuestros días.

En señal de agradecimiento a mi comadre Macacha por haberme hecho partícipe del homenaje a las Heroínas de La Coronilla, la invité a almorzar al Palacio del Sillpancho y luego retornamos a La Paz.


Últimas noticias

En Vídeo