Columnistas

Viernes 28 de noviembre del 2014. Actualizado a las 19:49 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa PUNTOS DE VISTA

El futuro de Mallku Khota y Sut’awaño

Por Guido Espinoza Terán - Periodista Invitado - 25/07/2012


La empresa minera Mallku Khota, de capitales canadienses, y la empresa Sut’awaño de inversionistas brasileros, ambas intervenidas por las comunidades campesinas se encuentran localizadas en la misma región; forman parte de esta riquísima cadena minera que se ha convertido desde el mes pasado en el centro de los conflictos sociales. Por su cercanía a Cochabamba el acceso directo y más corto es a través del camino Capinota-Apillapampa-Cayawi-Cielo Punku-Iturata-Sakani-Mallku Khota a 80 km de distancia.

La empresa brasileña opera en Su’tawaño desde el año 2000 explotando plomo y otros minerales. El Ing. Mario Yamamoto, en aquel año instaló en Sunawayo la primera planta concentradora de plomo para exportar en barras este mineral al mercado brasileño. Fue, sin duda la primera innovación tecnológica en aquel paraje andino norte potosino del cantón Iturata que provocó mucho entusiasmo en las comunidades campesinas y entre los trabajadores de la empresa minera. Sut’awaño es una mina antigua que desde los años de 1960 trabajó la familia Miranda con mucho sacrificio y con serias dificultades de acceso caminero para el transporte de los minerales extraídos de la mina hasta Oruro para su comercialización. Fue transferida después a inversores brasileños que durante 12 años han estado trabajando en relativa paz y armonía con las comunidades campesinas. La fiebre de convulsión social que brotó en Mallku Khota el mes pasado ha llegado a Sut’awaño que pone en riesgo la estabilidad productiva de la empresa que ha invertido muchos millones de dólares.

En el caso de la empresa minera Mallku Khota de propiedad de la Sud American Silver, el Gobierno boliviano ha decidido nacionalizar la concesión, que según su vocero oficial, devolverá a la empresa afectada el monto de las inversiones efectuadas durante los cinco años de exploraciones. Además, debe reconocer sus ganancias futuras presuntas porque ha descubierto y certificado grandes reservas de plata, Indio, cobre y otros minerales, mayores a la mina de San Cristobal. Nuestro país, ocupará uno de los primeros puestos a nivel mundial por sus reservas de indio encontradas en Mallku Khota, cuyo precio y demanda creciente de este mineral garantizará sus exportaciones al mercado internacional.

Lo que corresponde ahora, al Gobierno nacional, es ofrecer confianza y garantía a la empresa brasileña que opera en Sut’awaño poniendo freno a todas las intervenciones campesinas. Y con la empresa canadiense deben llegar a acuerdos que sean satisfactorios para ambas partes, sin juicios contenciosos internacionales que no serían los más atinados.

El autor es economista


Últimas noticias