Columnistas

22 de noviembre del 2014. Actualizado a las 16:44 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa LIBERTARIA

Diversión en la Era del Mocochinchi

Por Luis Christian Rivas Salazar - 19/12/2012


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Al día siguiente, sólo queda una fiera resaca y toneladas de basura, luego volver a casa para seguir disfrutando de los frutos del dinero que nos hacen saborear las maravillas de la miel del poder

Desde el 20 de diciembre, los gobernantes del Estado boliviano estarán festejando el festival: “Cerrando el ciclo del no-tiempo y recibiendo el nuevo ciclo; tiempo de equilibrio y armonía para la Madre Tierra (Pachakuti)”. Llamo festival a un acontecimiento cuya única importancia tiene que ver la generación de capital a partir de la industria turística.

Este espectáculo puede ser comparado con una especie de “Woodstock” andino. Felicidades al Gobierno boliviano por promover la llegada de más de 5 mil personas para este certamen, que está dirigido a personas que pueden costearse un viaje por un país sudamericano, dejando de lado sus obligaciones diarias que cubren sus necesidades vitales. En otras palabras, esta celebración está dirigida a personas que tienen dinero o viven de cómodas subvenciones para darse semejante alegría antes de las fiestas de fin de año. Felices los que pueden darse esos lujos.

Como en toda fiesta digna de respeto, tendrá que exaltarse lo dionisiaco hasta el punto de libar con la divinidad Supay; altas dosis de música, baile, alcohol, color, plumaje, alcohol (nuevamente), sexo; mujeres y hombres de todos los colores en un frenesí a la espera de una hecatombe.

En esta atracción turística lo que importa es la diversión y el placer. Sinceramente: ¿a quién le interesa la filosofía andina (yatin-pacha) que pueda haber en el trasfondo? No me interesa que Pacha, signifique tiempo, espacio, y Kuti signifique regreso, vuelta, trastrocamiento o revolución. ¿Quién puede creer que estamos ante un “cambio de era, cambio de época, cambio de mundo”?

Pero sólo un espíritu candoroso puede aceptar que todo esto sea promovido con fondos públicos, luego, sólo una persona con pensamiento infantil puede exigirnos que paguemos impuestos después de la gran orgía donde no ha sido invitado.

Excelente subterfugio el de la “Madre Tierra” y bailar sobre ella con la apertura de una carretera para un grupo clientelista mercantilista como son los colonizadores cocaleros.

Mientras a los hedonistas nos interesa el placer, algunos despistados creen que se relanzará el “proceso de cambio”. Les pregunto: ¿cómo pueden asegurar que ya no existirán más casos Ostreicher, el caso más grave de corrupción en la historia democrática de Bolivia? ¿Cada año tendremos que relanzar este proceso?

La Era del Mocochinchi (pepa traída de Europa), según Choquehuanca, es el tránsito del tiempo de la Macha (el odio, el individualismo y el capitalismo) al tiempo de la Pacha (el amor y el inicio de la vida comunitaria), para ese tránsito de época, es evidente que se tendrá que vender ingente cantidad de Coca Cola para mezclar los tragos.

Poco interesa el telurismo esotérico de los neo indigenistas, que nos dicen que el no-tiempo terminó y empieza algo nuevo, una Cultura de la Vida donde los gobernantes son Guerreros del Arco Iris, nuestros “libros de piedras”, la perseverancia de nuestra hermana hormiga, etc. Lo que nos incumbe es una buena fiesta y no lo que nos cuenten unos religiosos trasnochados.

Se dice que fuera de los huayños y moceñadas, habrá debates sobre la crisis global del capitalismo, la crisis climática, la soberanía alimentaria, el nuevo ser humano integral Kapac-Qamiri, Pachaqama (identidad, despatriarcalización-complementariedad, autoconocimiento, despertar de la conciencia), K’umara (salud). Los debates son lo de menos, lo importante es conocer personas interesantes extranjeras.

Pero esos temas están alborotando las hormonas de anticapitalistas y ecologistas de todo pelaje, que han encontrado en estos eventos andinocentristas y monoculturales la llegada del Jacha Uru y su profeta Evo Morales, líder espiritual de esta New Age.

Al día siguiente, sólo queda una fiera resaca y toneladas de basura, luego volver a casa para seguir disfrutando de los frutos del dinero que nos hacen saborear las maravillas de la miel del poder.

El autor es abogado

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias

En Vídeo