Columnistas

Miércoles 01 de octubre del 2014. Actualizado a las 20:14 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa REFLEXIONES A QUEMARROPA

El “proceso de cambio” en la diplomacia

Por Demetrio Reynolds - 19/12/2012


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En vísperas de Navidad y Año Nuevo, ajeno al espíritu cristiano de paz y de perdón, el jefazo no tuvo reparo en descargar sobre los embajadores del Estado Plurinacional un contundente varapalo verbal. Las orejas que comúnmente sirven para escuchar, parece que las tenían pequeñas y no escuchaban bien; ahora las tienen más largas y oyen mejor. Obviamente, era para eso el jalón de marras; aunque muchos creen que el resultado será peor.

Los embajadores fueron convocados a La Paz para evaluar su gestión y, de paso,  para poner las barbas en remojo. Pues, según la filípica presidencial, aquellos no estarían cumpliendo a cabalidad sus tareas. Tal vez no está enterado el jefazo, no se puede pedir peras al olmo. No con más palos se convertirá en buen diplomático el que por naturaleza carece de madera para serlo. Por desgracia, la sentencia “zapatero a tus zapatos” aquí no funciona.

Se puede ser embajador sin ser diplomático, pero no diplomático con sólo ser embajador. Para ejercer con profesionalidad hay que haber estudiado mucho. En cambio, como prebenda política, el cargo no requiere más que ser del partido de gobierno. Una orden, una recomendación y un nombramiento hacen de cualquiera, en un instante, el novísimo embajador de Bolivia. Luego, de lo poco que cuesta no se puede esperar que sea bueno, a menos que de intención se prefiriera “lo barato cuesta caro”. Así, a la hora del balance, no habrá ninguna sorpresa.

¿Para qué han de ser lúcidos los embajadores? Para difundir fuera “los resultados nunca vistos en lo económico, político, social, en temas indígenas, temas de las mujeres…”. Con ese fin, el Mandatario se ha ingeniado una fórmula original: prohibido pensar por cuenta propia. “Tienen que expresarse como Estado Plurinacional. Olvídense de las opiniones personales, no son librepensantes”. ¡Qué maravilla! Pero la dificultad está en cómo transformar la mentalidad librepensante en otra de exclusivo sello plurinacional. Esta inédita exigencia es un desafío. ¡Pobres embajadores!

En contraste, la otra cara de la medalla corrió por el mundo sin condiciones: el gasolinazo que les movió el piso, la inculpación del rodillazo a la víctima, la revelación de que el pollo afecta la sexualidad, las coplas machistas en alusión a las ministras, la masacre de indígenas por un gobierno indígena, la legalización de 120 mil chutos de contrabando, la papalisa mágica del Canciller, el narcotráfico y la corrupción incrustados en la alta burocracia estatal, la expansión de los cocaleros hacia el Tipnis, etc.

Y ahora, distraídos con la cumbre borrascosa y el jalón de orejas, hemos dejado pasar un anuncio como si no nos importara. ¿Saben qué? Chile no nos acepta ni un miserable corredor, pero Bolivia le entregará a título gratuito la conexión vial entre Arica y Corumbá (Brasil), pasando por Tambo Quemado; es el corredor bioceánico que unirá el Pacífico con el Atlántico; facilitará el intercambio de Chile con los países asiáticos. Y por la tierra de nadie, pronto se verá cruzar caravanas de vehículos dejando sólo humo negro a su paso, como pronosticó en los años 90 Anamar.

El autor es pedagogo y escritor

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias