Columnistas

Viernes 28 de noviembre del 2014. Actualizado a las 19:49 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa LA NOTICIA DE PERFIL

La noche de los llunkus

Por Paulovich - 20/01/2013


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En días pasados me encontraba angustiado ante la crisis económica por la que atravieso y las negras perspectivas para el año que comienza, pero apareció una luz al fin del túnel vestida de chola cochabambina que me susurró en mi oreja: “Ya no sufra, compadrituy, porque esta noche bailaremos hasta que las velas no ardan, celebrando el ‘año de los llunkus’, quienes se aprestan a ocupar altos cargos muy cerca del Tata Evo”.

Me condujo hábilmente en mi poderosa motocicleta Harley Davidson y aparecimos en la puerta del “Malena” donde dos celosos inspectores comprobaron nuestra identidad para asegurarse de que no éramos parientes de la señora Rebeca Delgado quien anatemizó a los llunkus del país.

El Baile de los Llunkus había comenzado y fue organizado por la vanguardia revolucionaria de los Yatiris que —como ustedes saben— prestan servicios al canciller Choquehuanca, quien trabaja muy cerca al Padre Evo como actualmente se le llama en círculos importantes del Llunquerío.

En voz muy baja pregunté a mi pariente espiritual si había venido a esta fiesta sui géneris vistiendo calzón o prescindiendo de esa prenda tan importante, contestándome la púdica cholita que había venido con tres calzones de lana y que portaba además una navaja bajo una de sus ligas.

Aplaudí las medidas protectoras de su virtud, agregando que estando yo con ella nada malo podría sucederle, respondiendo mi comadre que ella ya lo sabía, pero toda medida de seguridad era poca luego de conocerse lo sucedido en la Asamblea Legislativa de Chuquisaca donde un enloquecido masista atentó sexualmente a una cholita luego de emborracharla, aprovechando la  falta de Quirum y la sobra de “cuerum” del moderno doctor de Chuquisaca.

Conversando con los yatiris acerca de este bullado caso cuyas imágenes ya habían sido distribuidas al exterior, me dijo el yatiri Calimán que posiblemente ese caso de amor urgente sería atribuido a la injerencia norteamericana en asuntos de una humilde cholita boliviana.

En el momento cumbre de la fiesta, cuando todos esperábamos ver la exhibición de los caídos en esta guerra que se libró entre fuerzas gubernamentales de Llunkus y Anti-Llunkus, sólo vimos desfilar a paso de vencedores a los llunkus recientemente designados por el presidente Evo para servirle mejor en esta abierta campaña electoral que ya se inició para lograr una nueva reelección del caudillo orureño, en cuyo honor bailamos hasta las primeras horas del sábado, exponiendo a nuestra cholas a sufrir ataques imprevistos de amor y borrachera, como el cometido en Chuquisaca por conocidos llunkus de la capital.


¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias