Columnistas

Viernes 29 de agosto del 2014. Actualizado a las 23:49 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa EL INFORME OPPENHEIMER

El golpe de México contra “la maestra”

Por Andrés Oppenheimer - 5/03/2013


La verdadera batalla por la reforma educativa en México recién empieza. Si la "ley secundaria" que debatirá el congreso en los próximos seis meses refleja la letra y el espíritu de la reforma constitucional, como parece factible ahora, sin duda esta semana puede terminar siendo histórica para México.

CIUDAD DE MÉXICO.– Ésta puede ser una semana histórica para México. Después de décadas en que varios Gobiernos trataron sin éxito de modernizar la educación pública, el presidente Enrique Peña Nieto ha puesto detrás de las rejas a la todopoderosa lideresa sindical Elba Esther Gordillo, más conocida como “la maestra”, y –más importante aún– firmó una enmienda constitucional que permitirá reformas claves a la educación en el país.

La reforma constitucional para la reforma educativa firmada por Peña Nieto, que había sido aprobada en el congreso por los tres principales partidos políticos de México a pesar del rechazo de Gordillo y su poderoso Sindicato de Trabajadores de la Educación (SNTE), aún debe ser regulada por el Congreso mediante una “ley secundaria” que debe ser aprobada en los próximos seis meses.

Pero a juzgar por lo que vi durante una visita a México esta semana, aunque existe el riesgo de que el Congreso apruebe una “ley secundaria” diluida, el arresto de Gordillo bajo cargos de corrupción –y las acusaciones de que, entre otras cosas, “la maestra” habría gastado alrededor de 3 millones de dólares en compras en Neiman Marcus, una de las tiendas más caras de Estados Unidos– hará más fácil que el Congreso apruebe una ley efectiva.

La reforma constitucional establece, entre otras cosas, que se deberán hacer evaluaciones obligatorias a todos los maestros, y que las contrataciones y promociones de los docentes deberán estar sujetas a estas evaluaciones. Lo que es más, permite que los maestros mal evaluados puedan ser despedidos, algo a lo que el SNTE se ha opuesto con uñas y dientes.

Hasta ahora, el SNTE que cuenta con 1,7 millones de afiliados y es el sindicato más grande de Latinoamérica, de hecho decidía quién podía ser contratado como maestro. Gracias al poder político del sindicato –que tiene incluso un partido político, con senadores y diputados– los maestros de México no podían ser despedidos por más que no fueran a dar clases, o no estuvieran capacitados para hacerlo.

Todo esto ha llevado a un deterioro de la calidad educativa, y a una corrupción rampante. En evaluaciones voluntarias de maestros llevadas a cabo en los últimos años, más de la mitad de los docentes reprobaron la prueba. Y la venta de plazas –la práctica por la cual aspirantes no calificados compran puestos de maestros vitalicios por unos10.000 dólares– es una práctica aún vigente, tal como la propia Gordillo me admitió en una entrevista en el 2010.

Como resultado de este perverso sistema educativo, México sale mal parado en los exámenes internacionales PISA para estudiantes de 15 años. En el último test PISA realizado en 2009, México salió en el puesto 51 entre 65 países (aunque, Brasil, Colombia y Argentina ocuparon puestos aún más bajos en la tabla).

Cuando le pregunté al jefe de gabinete del presidente, Aurelio Nuño, en una entrevista en el palacio presidencial pocas horas antes del arresto de Gordillo, si no hay un riesgo de que el mandato constitucional sea diluido en el congreso cuando se dicte la “ley secundaria”, meneó la cabeza como diciendo “de ninguna manera”.

Según Nuño, es en el interés del Gobierno de que la reforma educativa se implemente, porque la aprobación de una reforma educativa efectiva, le hará más fácil a Peña Nieto hacer aprobar sus proyectos de reformas de telecomunicaciones y energética.

Cuando se logra una reforma, se hace más fácil aprobar la próxima, me aseguró.

Preguntado sobre el arresto de Gordillo, David Calderón, director de Mexicanos Primero, un grupo cívico no partidario que ha luchado por la educación de calidad, me dijo que podría facilitar la aprobación de una “ley secundaria” efectiva. Las presuntas pruebas de corrupción masiva en el SNTE harán más difícil para muchos congresistas defender al sindicato, argumentó.

Mi opinión: Aunque el arresto de Gordillo generó los titulares más grandes, la prueba de fuego más importante para la futura prosperidad de México será si el Congreso aprueba una “ley secundaria” efectiva para implementar con vigor la reforma educativa. Eso ayudaría a reducir la pobreza, al dar a los pobres una educación de calidad que les permitiría acceder a mejores empleos, y además, ayudaría a México a ser un país más competitivo y próspero.

El SNTE tiene razón cuando dice que los maestros mal evaluados deben tener la oportunidad de recibir capacitación, y de dar un segundo –y quizás tercer– examen evaluatorio. Pero si ese proceso toma 10 o 15 años, o se hace infinito, como pretende el sindicato, la reforma constitucional será apenas un texto inspiracional.

La verdadera batalla por la reforma educativa en México recién empieza. Si la “ley secundaria” que debatirá el congreso en los próximos seis meses refleja la letra y el espíritu de la reforma constitucional, como parece factible ahora, sin duda esta semana puede terminar siendo histórica para México.

El autor es columnista de The Miami Herald y El Nuevo Herald

(C) 2013 El Nuevo Herald Distribuido por Tribune Media Services International


Últimas noticias