Columnistas

Viernes 01 de agosto del 2014. Actualizado a las 17h39 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa

¿Hay países que defienden el tráfico de armas?

Por Diego Salama - 6/04/2013


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En el año 2002, el entonces presidente Bush dijo en un discurso al Congreso que en el mundo existe un “Eje del mal” compuesto por Irán, Corea del Norte e Irak. Esta semana los primeros dos miembros junto con Siria, han demostrado porqué la frase no fue y no es tan descabellada.

Irán, Siria y Corea del Norte impidieron, el viernes, la aprobación por consenso del primer tratado internacional para regular alrededor de $ 70 mil millones del comercio mundial de armas convencionales en Naciones Unidas. El tratado busca prohibir a los Estados transferir armas convencionales a países sospechosos de utilizar ese tipo de armamento para cometer genocidio, crimines de lesa humanidad o crimines de guerra.

Este documento no controla el uso doméstico de armamento sin embargo, requiere de todos los Estados Miembros de la ONU que establezcan normas nacionales para controlar el comercio de armas y municiones, y regular a todos los intermediarios. De igual manera, la exportación de armas convencionales debe prohibirse si es que hay sospechas que las mismas pudieran utilizarse en ataques contra civiles o edificios civiles, como escuelas y hospitales.

La realidad es que este tratado es fundamental y es un documento que tiene el potencial para influenciar las vidas de civiles en Sudán, la República Democrática del Congo, Siria y tantos otros países donde terminan las armas que son traficadas de manera ilegal. Si bien ha habido países como India y Rusia que han expresados sus reservaciones sobre el documento, al final sólo estas tres capitales se opusieron.

Irán y Corea del Norte actualmente están bajo embargos de Naciones Unidas por sus programas nucleares. Siria está enfrascada en una guerra civil que ha dejado alrededor de 70.000 muertos sin mencionar que estos son algunos de los países con el peor récord en Derechos Humanos en la actualidad. Votar en contra de un tratado que promueve la seguridad internacional, reafirma la necesidad de mejorar la situación humanitaria de millones y frenar la venta ilegal de armas más tiene que ver con la preocupación que tienen que un documento de esta magnitud pueda añadir dientes a las ya duras sanciones que enfrentan.

Pero la oposición de Irán, Corea del Norte y Siria es un obstáculo, pero esto no quiere decir que el Tratado está muerto. A falta del esperado consenso, el Tratado será enviado a la Asamblea General tan pronto como el 2 de abril para su aprobación. Eso se considera una forma más débil, pero no menos vinculante, para ser aprobado. Después de la aprobación de la Asamblea General, el Tratado aún requerirá la ratificación de 50 Estados miembros antes de que pudiera entrar en vigor.

El tráfico de armas convencionales es uno de los peores males que enfrenta la humanidad hoy en día, son millones de vidas que han sido destruidas por culpa de una falta de regulación internacional. Lamentablemente, la venta de armas es un negocio lucrativo y es por eso que este tratado debe ser aprobado y ratificado por los Estados Miembros lo antes posible.

Algunas de las resoluciones y documentos aprobados por la Asamblea General de Naciones Unidas son abstractos y leídos por poca gente. Este Tratado tiene suficiente poder para tener impacto sobre sociedades acosadas por la violencia y la cínica oposición de estos tres Estados parias debe ser solamente una nota al pie de página en este esfuerzo internacional por eliminar el tráfico ilegal de armas convencionales.

El autor es estudiante de Relaciones Internacionales

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias