Columnistas

Viernes 28 de noviembre del 2014. Actualizado a las 16:59 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa COLEGIO DE COMUNICADORES

Lo que no son las relaciones públicas

Por Mauricio Terrazas Costas - 2/08/2013


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Con sorpresa, y porqué no decir molestia, cotidianamente, debo lidiar con anuncios en los medios impresos donde algunas empresas –si no todas-- demandan relacionistas públicos para sus organizaciones, sin entender el verdadero rol, la verdadera esencia, de esta ciencia.

Muchos creen que para trabajar en el campo de las relaciones públicas se debe contar con atributos como rostros agradables y cuerpos perfectos (según el cliché de belleza que los mismos medios de comunicación nos han impuesto). Otros en ese marco confunden a este campo de acción con los impulsadores de productos y servicios en calles y supermercados.

Ante esta situación, lacerante por cierto, quiero compartir con ustedes lo que no son las relaciones públicas; para que no defenestren esta noble profesión, que en otras latitudes de la aldea global es indispensable para el adecuado desarrollo organizacional. Primero hay que hacerlo bien y después darlo a conocer.

Las relaciones públicas no se constituyen en una ayuda de emergencia, no son una tabla de salvamento para limpiar la imagen de la organización; no son métodos de imitación de modelos foráneos para hacer creer que la empresa es pujante. No se olvide que el desconocimiento de la manera de pensar, sentir y actuar de la opinión pública conlleva irremediablemente al fracaso.

No son un procedimiento sin análisis previo; son mas bien un complejo sistema de diagnósticos previos para una adecuada planificación de las políticas que la organización decida adoptar y ejecutar. No considerar esto sería querer entrar a una piscina sin saber nadar.

Las relaciones públicas no son el sustituto de una buena administración en tiempo de crisis, donde supuestamente el que debe dar la cara es el responsable del área; muchos creen que son el “curalotodo” de enfermedades de la organización, nada más lejos de la verdad.

No son un simple medio de información para la prensa, el ámbito de las relaciones públicas abarca las relaciones con sus públicos, tanto a nivel interno como externo; un buen relacionista público es el que tiene la capacidad de administrar la comunicación de la empresa, hacia adentro y hacia afuera. Las relaciones públicas constituyen la gestión de la comunicación empresarial e institucional, cuya finalidad es hacer coincidir los intereses públicos con los privados en el marco de la responsabilidad social empresarial.

Hacer relaciones públicas no significa ser un tipo agradable que participe de banquetes, cocteles e inauguraciones; crear oficinas de relaciones públicas, no es sinónimo de crecimiento empresarial si es que no se entiende el verdadero sentido de esta dirección.
Seamos cautos y aprovechemos de los asesores en relaciones con los públicos, que es el nombre que debiéramos tener quienes nos dedicamos a este maravilloso mundo. Y estoy seguro que las organizaciones podrán posicionarse en la mente de la opinión pública como las mejores. Una cosa es lo que las organizaciones creen ser y otra muy diferente es lo que la opinión pública sabe que son, porque así las perciben.

El autor es consultor en Relaciones Públicas y catedrático universitario.

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias