Editorial

01 de noviembre del 2014. Actualizado a las 20h43 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa

Los símbolos patrios

Por Redacción Central - Los Tiempos - 15/03/2007


Con estos antecedentes, las reformas y los cambios planteados en los símbolos patrios pueden convertirse en otro punto de división que frene innecesariamente el trabajo constituyente

Durante décadas, los símbolos patrios actualmente vigentes han acompañado la vida de todos los bolivianos sin distinción de ninguna clase, sea en la escuela rural más alejada o sea en el puesto fronterizo más distante de los principales centros urbanos del país. De esta manera, se ha creado un fuerte e indisoluble lazo entre la ciudadanía y la historia republicana de Bolivia con los símbolos patrios que nos representan como la bandera, el himno nacional y el escudo.

Era previsible que en el marco de la Asamblea Constituyente, convocada e instalada para una reforma total de la Carta Magna, se pretenda también cambiar e introducir modificaciones a esos símbolos, apelando para ello a toda clase de argumentos, entre los cuales no deja de citarse de manera insistente la gran diversidad de identidades culturales y ambientales que configuran el territorio nacional. Y una vez más se vuelve al terreno de la polémica y del debate, puesto que una determinada modificación de los símbolos podría provocar una agria e innecesaria discusión, puesto que no puede negársele a los mismos la virtud histórica de haber configurado una identidad nacional única. Ha surgido, sin embargo, una corriente que propugna nuevos íconos de identidad nacional a ser reconocidos en el nuevo texto constitucional. El caso de la hoja de coca es paradigmático en ese sentido.

Organizaciones sociales implicadas en la cadena productiva de la coca han pedido que se la incluya en el escudo nacional, con el argumento de que representa la integración entre los Andes y la Amazonía, además de considerar a ese cultivo milenario un símbolo de la resistencia cultural de los pueblos indígenas; pedido que ha sido formalizado por la Comisión de la Coca de la Asamblea Constituyente. Si bien es cierto que dicha propuesta debe considerarse y debatirse al igual que todos aquellos planteamientos que seguramente irán surgiendo en el marco del actual proceso de cambios constitucionales, no es menos cierto que habría estudiar con extremada meticulosidad la pertinencia y las probables consecuencias de que la hoja de coca sea no solamente contemplada en los símbolos patrios bolivianos sino, también, de que sea reconocida y protegida de manera explícita en el futuro texto constitucional.

Quiérase o no, la hoja de coca se encuentra contemplada en la lista de productos estupefacientes, elaborada en Nueva York en 1961. Esa sola consideración hace que su libre comercialización esté penalizada a nivel internacional y, en consecuencia, que su inclusión en los símbolos patrios provoque un efecto totalmente adverso a los intereses nacionales.

A nivel de la opinión pública nacional, el camino para la inclusión de la coca como parte de los símbolos patrios tampoco sería llano, puesto que no pocos ciudadanos y regiones del país argumentarían no sentirse representados por la denominada hoja sagrada de los Andes, cuya producción excedente es incuestionablemente destinada a fines ilícitos.

El proceso de la Asamblea Constituyente ha mostrado que la confluencia de visiones distintas del mundo y sus consecuentes diferencias culturales han obstaculizado la búsqueda del consenso. Con estos antecedentes, las reformas y cambios planteados en los símbolos patrios pueden convertirse en otro punto de división que frene innecesariamente el trabajo constituyente.

Una posible modificación de dichos símbolos, tan arraigados en las fibras más íntimas de la vida nacional, tiene que ser tratada con mucho cuidado pensando que éstos representan al conjunto de los ciudadanos y no sólo a determinados sectores que, aunque importantes por su número y organización, no pueden imponer visiones particulares sobre un tema de alta sensibilidad como es la identidad boliviana.


Últimas noticias