Editorial

Martes 25 de noviembre del 2014. Actualizado a las 12:53 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa

Modelos de autonomía

Por Redacción Central - Los Tiempos - 22/04/2007


Lo aconsejable es que se implante la de carácter departamental, en virtud de la manifiesta voluntad de la mitad de la República en tal sentido, así como de la adhesión que éste viene recibiendo de la restante.

Según el último informe del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo Humano (PNUD), el 56 por ciento de los bolivianos apoya el establecimiento de un régimen autonómico en el país, mientras que el 38 por ciento rechaza esta forma de organización del Estado, pretendiendo quizá que la actual permanezca sin variación o que se la revista de matices en el más bien irreversible proceso de descentralización política y administrativa.

De hecho, Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando se pronunciaron por las autonomías departamentales con ocasión del referéndum del pasado año, posición que sus autoridades e instituciones cívicas mantienen a rajatabla, habiendo despertado inequívocas simpatías en Cochabamba y Chuquisaca en lo que va de la realización de esa consulta y las fechas presentes, en el primer caso en razón del devenir político, económico y social, y del apoyo a la aspiración sucrense de recobrar la "capitalía plena", en el segundo.

En este contexto, toca a la Asamblea Constituyente debatir tan trascendental cuestión, y esta es la hora en que tiene sobre la mesa de deliberaciones seis modelos de autonomía, fruto tanto de los planteamientos de sus integrantes, como de sugestiones por ellos mismos recibidas durante su reciente periplo por el interior.

Se trata de las autonomías departamentales, regionales, municipales, provinciales e indígenas y, por si fuera poco, de una consistente en el sistema federal; cada cual con sus propias características y connotación.

Al respecto, la bancada oficialista en el foro ha dado señales de que no podrá desconocer los resultados del referéndum de 2 de julio de 2006, lo que sin embargo tampoco le inhibe de buscar la forma de combinar dos o más de los regímenes mencionados, de manera de plantear una "autonomía híbrida" en el proyecto de nueva Constitución que habrá de someterse al veredicto de la población una vez que sea aprobada.

Empero, para nadie es desconocido el postulado del Movimiento al Socialismo en ejercicio del poder relativo a las autonomías indígenas, destinadas a dar preeminencia a las etnias originarias que pueblan el territorio, en desmedro de las prefecturas y municipios cuya existencia obedece a la tradicional organización del Estado, posición que debe subyacer aún entre los asambleístas de esta corriente política, salvo que hubiesen asimilado parte de las que sustentan sus pares.

Como fuere, lo aconsejable es que se implanten las autonomías de carácter

departamental, en virtud de la manifiesta voluntad de la mitad de la República en tal sentido, así como de la adhesión que éste viene recibiendo de la restante, por parcial que parezca hasta el momento.

Ir por senderos diferentes no hará más que conducir a Bolivia hacia un atolladero.


Últimas noticias

En Vídeo