Sub Editorial

Domingo 20 de abril del 2014. Actualizado a las 13h18 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa Subeditorial

La milicia bolivariana

Por Redacción Central - Los Tiempos - 11/10/2009


Aunque parezca repetitivo, es conveniente referirse a las políticas que aplica el régimen chavista en Venezuela, puesto que, si nos ajustamos al discurso “bolivariano”, todos los países que se adscriben al “socialismo siglo XXI van camino a un modelo “revolucionario” de características similares.

A una Ley de Educación  más audaz y radical que cualquier otra del pasado comunista de la Unión Soviética y la Europa Oriental, la Asamblea Nacional venezolana sumó esta semana la Ley de Reforma Parcial a la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que contiene un capítulo dedicado a la “milicia bolivariana”.

Se trata de una fuerza autónoma, comandada por el Presidente de la República, cuya misión será cuidar de él, como su guardia pretoriana, defender la revolución, realizar tareas de inteligencia, recabar, procesar y difundir información de los consejos comunales y de los organismos públicos y privados.       

La denominación de milicia bolivariana tiene, además, un significado geopolítico porque, según los proyectistas de la ley, se convierte en una bisagra para tener una proyección continental. Es en los hechos un ejército paralelo o fuerza paramilitar cuyos integrantes responderán directamente a Chávez. Para la oposición venezolana la ley es inconsulta e inconstitucional, puesto que quita a la Fuerza Armada Nacional el monopolio sobre las armas de guerra.

Es una más de las jugadas del teniente coronel en su indeclinable afán de controlar todas las instancias de poder, con el riesgo, para Bolivia, de que nuestros gobernantes quieran seguir por el mismo camino; intentos o ensayos ya hemos tenido con policías sindicales, formadas para proteger a Evo Morales y a presidentes que lo visitan. También se da el caso de los “ponchos rojos”, siempre prestos a defender al “proceso de cambio”.

 


Últimas noticias