Sub Editorial

Viernes 01 de agosto del 2014. Actualizado a las 18h15 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa SUB EDITORIAL

La importancia de las palabras

Por Redacción Central | - Los Tiempos - 24/05/2012


A medida que el discurso político se hace cada vez más oportunista y propagandístico, va perdiendo la connotación de seriedad que debería tener, precisamente porque influye en la vida de la gente. Mucho dependerá de lo que dicen o dejan de decir las autoridades y los dirigentes en general, para que, dentro del país, la ciudadanía adopte decisiones en su vida cotidiana y, fuera de él, se vaya calibrando los estados de situación internos.

De ahí que es necesario ser serios y rigurosos en el uso de las palabras, más aún cuando se copan espacios de influencia nacional e internacional.

El tema viene a propósito por las desafortunadas declaraciones hechas por un asambleísta del MAS ante el Parlamento Latinoamericano (Parlatin), en sentido de que se habría dado varios intentos de magnicidio en el país. Uno, cuando se produjo el por el Gobierno denominado –sin mayores pruebas– “golpe cívico prefectural” en 2008. Otro, que estaría a cargo de un presunto grupo mercenario en 2009, y este año “con los diversos conflictos sociales que tienen intromisión de partidos políticos”, según reseña la ANF.

Es posible creer que el parlamentario no ha aquilatado en su real dimensión la gravedad de sus palabras ni las consecuencias que ellas pueden provocar, más aún en el plano internacional, donde para realizar las denuncias de un intento de magnicidio deben presentarse contundentes pruebas, de lo contrario, se cae en lo que criticamos: la devaluación de las palabras, lo que afecta mucho el entendimiento entre las personas y a la propia validez de la denuncia, en el supuesto de que fuera verdadera.
Revaloremos, pues, la lengua.


Últimas noticias