Sub Editorial

01 de noviembre del 2014. Actualizado a las 20h43 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa SUB EDITORIAL

El pajarito de Maduro

Por Redacción Central | - Los Tiempos - 4/04/2013


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cuando en el acto inaugural de su campaña electoral, el pasado martes, Nicolás Maduro aseguró haber entablado, a través de silbidos con un “pajarito chiquitico”, un diálogo con el espíritu del Hugo Chávez, la primera reacción, tanto de sus seguidores como de sus detractores, fue una sonrisa burlona. Al fin y al cabo, hasta simpático podía parecer el simplismo con que el flamante conductor del Socialismo del Siglo XXI concibe sus vínculos con su antecesor.

Dos días después de la aparición del pajarito, el tema ya no parece tan gracioso. Es que la fiereza con que Maduro ha salido a defender su “espiritualidad”, y la seriedad con que ha acusado a la “burguesía” de pretender interferir la comunicación ornitológica, ya no sólo entre Chávez y su pueblo, sino nada menos que con Cristo, ha dejado muy pensativo a más de un psiquiatra.

Y hasta los sacerdotes católicos y predicadores evangélicos que veían con buenos ojos las muestras de beatitud que tanto abundan últimamente en la cúpula chavista, comienzan a sospechar que algo anda mal cuando en una especie de arrebato místico Maduro dice a gritos disparates como: “(…) esto sólo lo podemos entender nosotros, los bolivarianos, que somos puro amor y el amor nos lleva a la fe verdadera en Cristo redentor”.

Y como Maduro insiste, con toda seriedad, en sostener que entre Cristo, Chávez, el pajarito y él hay una relación que la burguesía quiere destruir, no resulta sorprendente que la salud mental del individuo comience a ser puesta en duda. En todo caso, es muy sintomático que el pajarito de Maduro haya pasado a ocupar un lugar central en la agenda electoral venezolana.

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias