Los regresos en el cine boliviano (II): de “La nación clandestina” a “Insurgentes”

Cine
Publicado el 26/08/2018 a las 0h00

Mauricio Sousa Crespo

Ensayista y literato

1. Decíamos en la primera entrega de este serie que “Vuelve Sebastiana” (Jorge Ruiz, 1953) no es sólo el principio de la visibilidad del cine boliviano sino de una obsesión moral: la de los peligros de la migración del campo a la ciudad. Es a la descripción de esos peligros que Jorge Sanjinés dedicará su obra cinematográfica.

Boletín de noticias
Recibe todos los días los principales titulares de lostiempos.com, directamente por correo.

2. En “La nación clandestina” (1989) —acaso el clásico indiscutido del cine boliviano del siglo XX— no es Sebastiana sino Sebastián (Mamani/Maisman) el que regresa. Y lo hace más de una vez, como marcando con sus retornos esa deseada culturalización de la política que distingue esta etapa del cine de Sanjinés. En la comunidad aymara, en el ayllu, se buscarán los principios de otra política.

3. En “Vuelve Sebastiana” el regreso impuesto a la protagonista anunciaba vagamente las que serían las improntas culturales del nacionalismo revolucionario: ese rol más bien ceremonial, estático y emblemático que la “autenticidad” congelada de lo indígena adquiriría en los rituales estatales del 52. En cambio, en “La nación clandestina” los regresos de Sebastián son más bien respuestas a la violencias impuestas por el Estado: la historia o biografía de Sebastián es la historia o biografía del 52. En ello, es un personaje cuasi alegórico.

4. La servidumbre previa a la Revolución, la Revolución del 9 abril de 1952 y su posterior deriva, el Pacto Militar-Campesino, la dictadura banzerista (1971-1978), el regreso a la democracia y su defensa: 30 años de historia boliviana son aludidos —y simplificados— como si se pudieran explicar en función de un proceso oscilante entre las plenitudes rurales y las alienaciones degradantes de lo urbano. En todo esto, además de algunas influencias —la del ensayo “Las masas en noviembre” (1983) de René Zavaleta Mercado, por ejemplo— en esta película de Sanjinés la impronta del movimiento katarista es clara.

5. Del katarismo, Sanjinés rescata una noción de la práctica política en la que horizontes de distinto alcance histórico y cultural se superponen, en la síntesis a ratos tensa de una historia colonial larga (que tiene en la rebelión del migrante Tupac Katari, de 1781, su momento central) y de una historia reciente —en buena medida alienante—, la del Estado de 1952 (con sus formas de subordinación corporativa de lo campesino). Lo que parece importar aquí —tanto al katarismo como a Sanjinés— son las formas en que esas temporalidades (la larga y la corta) se interfieren, se cruzan, se califican, se distorsionan. En concreto, y en una idea que ya aparece en “Yawar Mallku”, de 1969, de aquí proviene el cuestionamiento de Sanjinés a una izquierda política que en el horizonte de la corta duración —el Estado del 52— se cree emancipatoria pero que, en sus prácticas concretas, hereda de la historia larga el racismo, el mito de la desigualdad de los hombres (continuidad algo trágica de lo colonial que Zavaleta Mercado llamó “la paradoja señorial”).

6. Y, además, Sanjinés retoma del katarismo la propuesta de algunas tradiciones de organización comunitaria como posibles modelos de democratización social y política. En “La nación clandestina”, esa forma es la democracia directa del ayllu, postulada —más allá de su particularidad cultural aymara y más allá de que su retrato en la película corresponda o no a una realidad sociológica verificable— en tanto ideal normativo, generalizable a toda la sociedad boliviana.

7. Éstas son algunas de las pulsiones kataristas que Sanjinés busca representar como regresos a la comunidad, regresos que se superponen y se sobredeterminan. Es por eso también que, aunque escoja un eje referencial para la organización temporal de la película (la ruptura aymara con el Estado en la llamada “crisis de noviembre de 1979”, que es también la temporalidad del último regreso de Sebastián a su comunidad), parece siempre más interesado en explorar los modos en que esos distintos tiempos —de la memoria larga y corta— se cruzan y se califican. En otras palabras: Sebastián, que regresa a su pueblo para expiar sus errores, es sin embargo el resultado de esos errores, versión andina acaso de una temporalidad hegeliana en la que los errores no son sino momentos de la verdad. Lo cual, a su vez, nos conduce —como en Hegel— a la cuestión de la representación, problema que Sanjinés resuelve en la teoría y práctica de lo que llamó “el plano-secuencia integral”: complejas continuidades visuales que no sólo integran espacios sino tiempos. Es precisamente esta tensa conjunción de tiempos, en tanto articulación de un contenido a una forma, la que Sanjinés negará casi un cuarto de siglo después, cuando los herederos indirectos del katarismo funden otro Estado y ese Estado financie su película Insurgentes.

8. “Insurgentes” (2012), el décimo largometraje de Sanjinés, es un costoso programa de regresos históricos lineales, ofrecido como respuesta a la clásica pregunta sobre los orígenes del presente: ¿cómo llegamos aquí? O en otras palabras: ¿cuál es la genealogía de esta “revolución que puso a la cabeza del Estado boliviano a un indígena”? Para responderla, Sanjinés intenta la recreación de hitos o mitos de una memoria antiestatal más bien larga (de Tupac Katari a Evo Morales) y más bien aymarocéntrica.

9. Es claro que la historiografía que sugiere la película —en buena medida trazada por un relato en off, como en “Vuelve Sebastiana”— está sobredeterminada por los tres a prioris teóricos que guían su lectura del presente: a) que el “Proceso de cambio” es una revolución; b) que Morales la encarna; c) que es necesario establecer una contrahistoria emancipatoria de lo nacional-popular en Bolivia. Pero son estos mismos a prioris los que hacen de Insurgentes la primera película de Sanjinés que es configurada desde las comodidades de la victoria, no desde la distancia crítica. El pasado, desde tales fastos victoriosos, es convocado en tanto materia prima de un catecismo de sacrificios y “muertes por nosotros”, el precio que “tuvimos que pagar” para llegar adonde llegamos.

10. Desde las melancolías de la derrota histórica, no pocos tenemos dificultades para adscribirnos a la celebración en “Insurgentes”, pedagógica y estatal, de lo que no vemos sino como un “de cambio de élites”. Con cierta verosimilitud, es legítimo responder a los presupuestos de la película diciendo que el “Proceso de cambio” no es sino una reconstitución neocolonial (los señores son ahora otros, con los mismos hábitos), que Evo Morales es un líder sindical que emula más a René Barrientos que a Tupac Katari y que la genealogía nacional-popular que la película da por evidente hace aguas por todos los costados.

Tus comentarios

Más en Cine

1. Juan Carlos Valdivia dice que con Søren cierra una trilogía: aquella que forman, además, Zona Sur (2009) e Yvy Maraey (2013). Vistas así –como tres momentos...
El escritor y guionista William Goldman, ganador de dos Óscar por “Dos hombres y un destino” y “Todos los hombres del presidente”
Bohemian Rhapsody se ha convertido en uno de los grandes estrenos del año. Ya ha recaudado más de 285 millones de dólares en todo el mundo y muchos...

Del 21 al 23 de noviembre se llevará a cabo el ciclo de cine denominado “Contar el mundo desde América Latina”, bajo la coordinación de Lucrecia Cardoso en el marco del primer foro mundial
El tráiler final de la película Dumbo se estrenó ayer a las 20:00 horas, durante la ceremonia de los CMAadwards(Premios de la asociación de música Country).
Hoy entran a la cartelera seis novedades del mundo cinematográfico. Claramente el tanque de este jueves es “Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald”, segunda de las cinco películas que...
La cuenta oficial de Twitter de la película Dumbo hizo público hoy su nuevo póster, también se confirmó que esta noche sería lanzado el nuevo tráiler del film dirigido por Tim Burton.

En Portada
Mientras se asignan 37 millones de bolivianos para la primera fase del nuevo edificio de la Gobernación —los primeros 7 este año—, al menos tres proyectos de...
A Reynaldo Pacheco muchos lo recordarán por el excelente papel que interpretó en la película americana “Our Brand is Crisis” junto a Sandra Bullock, dirigida...

El hormigonado de la vía en placa sobre los 42 kilómetros que atravesarán las líneas del Tren Metropolitano requerirá al menos seis meses. Al respecto, el...
Con las elecciones primarias a la vuelta de la esquina, las organizaciones políticas y los líderes políticos intensifican su movimiento y uno de los retos es...
El Gobierno argentino reconoció ayer que no cuenta con medios técnicos para reflotar el submarino ARA San Juan, localizado en el Atlántico tras más de un año...
18/11/2018 Cochabamba
Con chalecos de color naranja y portando una caja de herramientas, así caminan los “aseguradores” a lo largo de la avenida Siles, en Cochabamba, dando a los...

Actualidad
"Una verdad con la que estamos comprometidos desde el primer día y que es necesaria para honrar y respetar a nuestros...
El Gobierno argentino reconoció ayer que no cuenta con medios técnicos para reflotar el submarino ARA San Juan,...
Mientras se asignan 37 millones de bolivianos para la primera fase del nuevo edificio de la Gobernación —los primeros 7...
La detención y condena de 20 años que la justicia le impuso al médico Jhiery Fernández por la muerte del bebé Alexander...

Deportes
Bolivia tiene asegurada su presencia en al menos seis disciplinas en los XVIII Juegos Panamericanos Lima 2019, que se...
Las tenistas bolivianas Sofía Taborga (16 años) y Catalina Padilla (14 años) se consolidaron ayer como campeonas...
Hoy, desde las 17:15, el estadio Félix Capriles vivirá el episodio 142 del clásico cochabambino, en el que Aurora y...
Se acabó el sueño. Universitario de Vinto perdió ayer 6-2 con Always Ready en el estadio Municipal de Villa Ingenio, en...

Tendencias
En conmemoración al día mundial de la salteña que se celebró el 10 de noviembre, se realizará un festival mañana que...
Ligados a la tecnología, renuentes a la participación política formal, testigos de un solo Gobierno, interesados por...
Las salsas y aderezos pueden ser causantes de desequilibrios nutricionales y de excesos calóricos en muchos platos, sin...
Ocho estudiantes bolivianos, de entre 12 a 17 años, participan de la Olimpiada Mundial de Robótica 2018 (WRO, por sus...

Doble Click
Este 20 de noviembre se inaugura la muestra del artista chuquisaqueño José Carlos Auza, en el Salón del Centro Simón I...
A Reynaldo Pacheco muchos lo recordarán por el excelente papel que interpretó en la película americana “Our Brand is...
1. Juan Carlos Valdivia dice que con Søren cierra una trilogía: aquella que forman, además, Zona Sur (2009) e Yvy...
Los prototipos cochabambinos Eddy y Ozel V 3.0 se consagraron como campeones del Grand Prix Solar 2018 tras realizar un...