Los clichés en “Titanes del Pacífico. Insurrección”

Cultura
Publicado el 15/04/2018 a las 0h00

Hace cuatro años el cineasta mexicano Guillermo del Toro tuvo una idea de las suyas, de éstas que lo han convertido en uno de los más destacados cultores del cine de género y en general del arte “clase B” o hecho para entretener. Esta idea fue crear una historia basada en el género asiático de los “kaijus” o monstruos que atacan el mundo y los “mecha” o artefactos mecánicos antropomorfos manejados por los seres humanos que detienen a los primeros (que en este caso se llaman “jaegers”). Este género ha sido el gran marco para el desarrollo y la expansión de la manga y del cine comercial nipones; tiene una historia de éxito e impacto de medio siglo y sus diversas recreaciones se han hecho un pequeño pero entrañable lugar en la biografía de millones de personas de todo el mundo (en la mía, “Ultra Seven”).

La versión del género de Del Toro se llamó “Pacific Rim o Bordes del Pacífico” (2013), que entre nosotros fue traducido como “Titanes del Pacífico”, y pese a su forma estereotipada, tributo a la estructura del género, tuvo cierta gracia. El factor de interés residía especialmente en el hecho de que los “jaegers” requerían de dos manejadores, pues la “carga neuronal” necesaria para activar con la mente a estos “titanes” hubiera acabado con un individuo solo. Esto permitía a la película detenerse en los rifirrafes entre las parejas de pilotos. Por otra parte, Guillermo del Toro buscó hacer una película entretenida para los adultos, pero sin la “oscuridad” que es ahora tan común en los largometrajes comerciales de aventuras. Su película tenía, en efecto, un tono cómico suave que no le caía mal, y un montón de referencias a los elementos característicos del arte popular asiático.

 

“Pacific Rim. Uprising”

El propio Del Toro pensó en una secuela de esa su incursión en el cine de grandes monstruos (él, que es un especialista en monstruos de tamaño más pequeño), porque tuvo un puñado de ideas que no pudo ejecutar en la primera obra. Al final, no hizo esta segunda parte, que terminó llamándose “Pacific Rim. Uprising”, según se dijo por problemas de agenda, pero sí la produjo. El autor fue Steven DeKnight, un novato que no pudo impedir que, pese a todo, el proyecto desbarrancara.

De tanto subrayar los elementos genéricos, DeKnight terminó convirtiéndolos en “tics”, esto es, en clichés que se saben clichés y se presentan como clichés, desde la pareja protagonista, que consuma la arquetípica reunión de un adulto y una niña “extraños”, hasta el científico al que le falta decir “muajajajaja” mientras pone los ojos en blanco, pasando por la simplemente falsa relación entre el piloto principal y el “stablishment” formado por el curioso cuerpo militar creado por la humanidad para luchar contra la amenaza extraterrestre que implica la acción de los “kaijus”. DeKnight “continúa”, es decir, imita a Del Toro sin ser él, con lo que al final produce una suerte de involuntaria parodia de la película precedente. Por ejemplo, reproduce la constricción implantada en la obra en la que se inspira, que era la carestía de “jaegers” por la suspensión de estos artefactos como método de lucha contra los “kaijus”, pero lo hace de una forma argumentalmente descuidada que la vuelve poco verosímil.

En suma puede decirse que “Titanes del Pacífico. Insurrección” no es la excepción a la conocida regla de que ninguna segunda parte fue mejor que la primera.

 

“Monstruos coleccionables”

Desde los comienzos de la cultura humana el ser humano ha fantaseado sobre la existencia de criaturas peculiares, maravillosas o atroces, que coexisten en silencio con él o que aguardan en algún sitio secreto el momento de irrumpir en su vida. Esta tendencia reflejó su desconocimiento del mundo y su miedo a lo que esta ignorancia podía ocultar, pero también su deseo de perfeccionar o al menos de alterar en algo la creación de Dios, ya fuera por encontrarla aburrida o por hallarla poco coherente. Una prolongación actual de esta tendencia (que afecta sobre todo a los niños, cuya sensibilidad ante el entorno es, como se sabe, mayor que la de los adultos) son las listas de monstruos ordenados según sus características y poderes. Los llamo “monstruos coleccionables” porque supongo que cada quien busca, así sea imaginariamente, juntar todas sus características en un solo paquete, como ocurre en el juego Pokemón. Simétricamente, los “mechas” también forman colecciones con habilidades y armas distribuidas y graduadas de manera que unos sean más formidables que otros.

Son una expresión contemporánea de los bestiarios medievales, que tenían este mismo propósito: registrar un tesoro ficticio para excitar con él la imaginación de los lectores. Por esto los bestiarios eran una lectura tan deleitable como hoy lo son las historietas.

Siguiendo las reglas del género, Del Toro también imaginó sus “kajus” y sus “mechas” como portentos “coleccionables”, es decir, como parte de una lista que avalúa sus poderes, lista que el aficionado usa para guiarse en la batalla. Sin embargo, este elemento propio del género, que tan disfrutable es cuando se presenta en una infografía dentro de una historieta, pasa desapercibido en las películas, al menos cuando el director, como en este caso, no se atreve a detenerse algunos minutos en él por ese deseo de “llegar a los adultos” de una audiencia que, primero, es en realidad prioritariamente juvenil y, segundo, cuando no lo es, está de todas maneras deseando actuar con ingenuidad (lo que no significa con estupidez). Pero bueno, “detenerse” es un verbo que los directores de las películas de esta clase sienten pánico de conjugar: si para ellos hay un dogma, éste es la equivalencia entre diversión y vertiginosidad.

 

2-pag_3-_poster_copia.jpg

Titanes del Pacífico. Insurrección
ARCHIVO

Título: Titanes del Pacífico. Insurrección

Año: 2018

Género: Ciencia ficción. Acción

Duración: 111 minutos

País: EEUU

Director: Steven S. DeKnight

Idioma: Inglés

Elenco: John Boyega, Scott Eastwood, Cailee Spaeny, Tian Jing, Adria Arjona, Levi Meaden y Charlie Day.

Tus comentarios

Anuncios destacados

$us 300
Departamento Alquiler

300$US Departamento inmediaciones Unifranz-...

$us 530
Departamento Alquiler

530$US.- Amplio departamento inmediaciones...

$us 20 000
Departamento Anticrético

20000$us Departamento km4 Sacaba. 1suite,...

$us 88 000
Departamento Venta

88000$us Jardines de Trojes, Bellisimo...

$us 30 000
Casa / Chalet Anticrético

30000$us anticretico finalPanamericana, casa...

Más en Cultura

Ruperto Salvatierra, uno de los más grandes pintores cochabambinos, alejado de la urbe, en su taller ubicado por el río Huayculi
Bolivia tendrá un estand en la Feria Internacional del Libro de Lima, que se realiza desde este viernes al 5 de agosto en el parque de Los Próceres
El jazz une a Francia y Bolivia. La banda cochabambina The Blue Velvet Experience alista dos conciertos con el flautista Pierre Martinet

El salón Gíldaro Antezana se ha convertido en un espacio de propuestas, ideas y críticas visuales plasmadas en más de 40 obras de 28 artistas y ocho de ellas son galardonadas del concurso nacional de...
El fotógrafo Hernán Calderón expone 18 fotografías de viajes y lugares olvidados de Europa y Bolivia en el Lutetia delicatessens (avenida Eudoro Galindo #1760 entre América y Fidel Anze). La muestra...
La compañía Makhurka Teatro lleva a escena su nueva obra llamada “Tejiendo la luz” al escenario del teatro Instituto Eduardo Laredo (avenida Ramón Rivero #3050). Las funciones duran tres días
Es sábado por la noche y el padrino de conteo aún no llegaba. “Maymaychus ripun (dónde se habrá ido)”, decían los asistentes. Lo buscan por doquier para que inicie el tradicional umarutuku (corte de...

En Portada
El Concejo Municipal llamó ayer la atención y alertó a la alcaldesa suplente Karen Suárez sobre el “hueco financiero” de 150 millones de bolivianos que está...
Mejorar la movilidad, velocidad y confianza en el desplazamiento de las personas con discapacidad visual

A ocho meses del inicio de obras en el corredor Quintanilla, en la zona norte, la empresa Imesapi-POC cerró el carril norte de la avenida 23 de Marzo, más...
El alcalde de Quillacollo, Eduardo Mérida, posesionó a su gabinete para priorizar la ejecución del POA 2018, la organización de Urkupiña y la atención al...
La advertencia del subcomandante de la Policía, Agustín Moreno, de no permitir las manifestaciones de activistas del 21F en actos protocolares como el festejo...
A poco de terminar el servicio premilitar del escalón 2017-2018, padres de familia denunciaron que los gastos son muy elevados, “hasta 9 mil bolivianos”, en...

Actualidad
El alcalde de Quillacollo, Eduardo Mérida, posesionó a su gabinete para priorizar la ejecución del POA 2018, la...
"Google utilizó prácticas ilegales para cimentar su posición dominante en la búsqueda en internet", explicó en rueda de...
El expresidente estadounidense, Barack Obama, llamó ayer a recordar la visión de un mundo mejor que defendió Nelson...
El presidente de EEUU, Donald Trump, aseguró hoy que "muchas cosas positivas saldrán" de la cumbre que mantuvo el...

Deportes
El plantel de Bolívar tendrá su primer encuentro en la Copa sudamericana ante Deportivo Cali hoy, desde las 20:45, en...
La Liga Boliviana de Básquetbol (Libobásquet) se creó en 2014 con el siguiente objetivo: profesionalizar el deporte...
Todos los deportistas bolivianos que lograron una medalla durante los XI Juegos Suramericanos Cochabamba 2018...
Hace 17 años, Cristhian Machado, con tan sólo 11 años llegaba a Wilstermann para probarse en la categoría mascotas

Tendencias
Mejorar la movilidad, velocidad y confianza en el desplazamiento de las personas con discapacidad visual
Júpiter se acaba de convertir en el planeta del Sistema de Solar con más satélites, tantos como 79
Un estudio, realizado por dos italianos expertos en medicina forense, llegó a la conclusión de que al menos la mitad de...
Investigadores de la Universidad de Copenhague, la de Cambridge y del University College de Londres descubrieron en el...

Doble Click
Ruperto Salvatierra, uno de los más grandes pintores cochabambinos, alejado de la urbe, en su taller ubicado por el río...
Bolivia tendrá un estand en la Feria Internacional del Libro de Lima, que se realiza desde este viernes al 5 de agosto...
El jazz une a Francia y Bolivia. La banda cochabambina The Blue Velvet Experience alista dos conciertos con el...
“Despéiname la vida” es la primera telenovela boliviana de la red Unitel que cuenta con un equipo de más de 100...