Sin maraña de cables, el plan que espera la ciudad

21/08/2017

Tras el fracaso del plan cable cero que hace dos años pretendía quitar todas estas líneas del casco viejo de la ciudad, la Alcaldía lanzará próximamente un reglamento patrimonial que pondrá como plazo cuatro meses para que  las empresas migren todo su cableado a un sistema subterraneo.

Si bien diversas instituciones relacionadas al tema hace varios años insisten en que se aplique una acción para sacar los cables, creen difícil que se pueda cumplir las estipulaciones estrictas que pretende implementar el municipio.

Sin embargo se conicide en que es hora que desaparezca la contaminación visual, producto del desordenado crecimiento urbanístico y descontrolado crecimiento del  servicio de las telecomunicaciones.

Cochabamba sin “cable cero”

El jefe del Departamento de Patrimonio Territorial de la Alcaldía, Gustavo Siles, en entrevista con Los Tiempos, manifestó que lamentablemente el plan “cable cero”, que fue anunciado hace dos años, no tuvo los resultados esperados debido a la falta de compromiso de las empresas dueñas de las redes para lograr este cometido. 

En mayo de 2015 la Secretaría de Obras Públicas de la Alcaldía de Cercado anunció que habría “cable cero” y que se iba a poner fin a la maraña de líneas eléctricas y de telecomunicaciones a lo largo y ancho del casco histórico de la ciudad.

El radio de acción donde se pretendía extirpar los cables estaba proyectado para unos 90 manzanos.

“No podemos estar esperando nuevos proyectos de intervención. Estamos convencidos de que  la responsabilidad directa debe ser asumida por estas instituciones”, manifestó Siles. 

 

Por otro lado, Alberto Arispe, presidente del Colegio de Ingenieros Eléctricos de Cochabamba dice que el proyecto "cable cero" es un anhelado plan que muchos sectores están esperando por décadas. 

“Cuando era estudiante (hace 30 años) los decentes hablan de que existía la tecnología para llevar los cables bajo tierra, pero el problema era el costo”, señaló Arispe.

Pero un requisito fundamental para ejecutar este plan, según indica, es que  las empresas hagan un estudio profundo para saber con exactitud qué cables cumplen alguna función y cuales están en desuso.

En anteriores oportunidades Comteco había señalado  que un 20 a 30 por ciento de los cables no cumplen ningún servicio y están sin utilidad. Por su parte, la Alcaldía de Cochabamba había estimado que en algunas calles hasta un 60 por ciento de los cables no tienen conexión.

El presidente del Colegio de Arquitectos de Cochabamba, Rafael Sainz, dijo que el quitado del cableado aéreo se ha convertido “en una necesidad” para la ciudad. 

Empresas tienen cuatro meses para trasladar sus cables

Siles anunció que en dos meses será puesto en vigencia el nuevo reglamento de Centro Histórico y Áreas Patrimoniales de la Alcaldía donde se plantea un capítulo específico sobre el “cable cero” en la ciudad. La normativa establece el retiro de todas los líneas y los postes en el casco viejo.

Según adelantó, el costo de este este proceso correría por cuenta de las empresas de telecomunicaciones y de energía y la Alcaldía se encargaría de  colaborar con el trabajo logístico para la apertura de zanjas calles para el sistema subterráneo.

“En este reglamento es que nosotros estamos obligando, conminando con plazos perentorios, una vez que se promulgue este nuevo reglamento, las empresas deben empezar a colocar todos los tendidos directamente con enterramiento, bajo suelo”, dijo el funcionario municipal.

Siles indicó que estas nuevas disposiciones no son imposiciones imposibles de logar y que las empresas cuentan con la tecnología para realizar esta adecuación.

Por su parte Sainz indicó que hace unas semanas atrás la Alcaldía hizo una presentación de este nuevo reglamento ante el Colegio de Arquitectos, pero este ente manifiesta que hubo una explicación escueta que dejó muchas dudas sobre su aplicación.

“No se nos ha presentado la nueva catalogación. Es bien importante, porque es la guía para cualquier intervención patrimonial y no ha sido socializada”, dijo Sainz, es necesario realizar una correcta categorización de las viviendas patrimoniales para saber qué tipo de intervenciones se pueden realizar.

Asimismo. advirtió que se está incurriendo en un error al no socializar esta nueva normativa  con las demás instituciones y empresas las cuales se encuentran involucradas. “Sería interesante que la Alcaldía haga un proyecto sobre este tema, pero que sea socializado por todos”, acotó.

"Nosotros estamos obligando, conminando con plazos perentorios, una vez que se promulgue este nuevo reglamento, las empresas deben empezar a colocar todos los tendidos directamente con enterramiento, bajo suelo”, indica Siles.

Este nuevo reglamento, que está en proceso de revisión, estipula un plazo de cuatro meses a partir de su aprobación  para que las empresas trasladen sus cables a un sistema subterráneo. En caso del incumplimiento, la Alcaldía comenzará a imponer multas mensuales que se irán multiplicando.

“No es algo que creemos que tengamos que pedir una autorización de las empresas, el Gobierno Municipal es el responsable del comportamiento urbano de la ciudad. Nosotros vamos fijar las situaciones y coordinaremos el trabajo operativo, pero las terminaciones de retirar los cables tiene que ser sí o sí”, añadió el funcionario municipal.

Por su parte el presidente del Colegio de Ingenieros Eléctricos aseguró que el plazo que pretende imponer la Alcaldía es demasiado corto y las empresas, especialmente Elfec, no podrán cumplir.

Arispe indicó que se presentarán dificultades en el traslado de todo el sistema eléctrico, debido a las delicadas operaciones que se deben realizar para manejar niveles altos de voltaje  y las precauciones  que conlleva poner las acometidas bajo el suelo. En cuanto a los cables de las empresas de telecomunicaciones, el experto indicó que este trabajo no representa tantas dificultades como el tendido eléctrico ya que los cables transportan un bajo voltaje.

“Esperamos que se haya podido realizar una planificación adecuada. En cuatro meses es posible que las empresas de telecomunicaciones cumplan dependiendo al área que van a abarcar. Lo que me preocupa es la parte de la energía, si bien Elfec tiene instalaciones de media tensión subterránea en algunos sectores en muchos otros no es así. Se trata de una tecnología que no es nueva, pero hay que tener los cuidados respectivos”, manifestó.

Sin embargo, el funcionario municipal dijo que serán drásticos para limpiar la ciudad de la contaminación visual.

Cables no permiten apreciar la arquitectura de Cochabamba

“La situación es bastante seria, porque hay escenarios en los que no se puede distinguir las fachadas porque son marañas en las cuales si se pretendería retirar cables solo las empresas podrían saber cuáles son en desuso y cuáles no”, aseguró el jefe del Departamento de Patrimonio Territorial .

El presidente del Colegio de Arquitectos enfatizó  en que el centro arquitectónico de Cochabamba no debería tener ninguna barrera visual para apreciar los detalles de las edificaciones patrimoniales.

“Nos hemos malacostumbrado a apreciar las edificaciones con los cables incluidos”, expresó Sainz.

El crecimiento no planificado ha provocado ha provado un paisaje enredado envarias ciudades del país y del mundo. Sin embargo, en varias urbes ya tomaron acciones para despejar sus calles con resultados que han tenido un impacto importante en la revitalización de la imagen de sus fachadas. Cochabamba aún no pudo dar ese paso de reordenamiento del espacio aéreo y una tomo de conciencia real de lo que significa la contaminación visual.  

Por: José Romero

Fotografías: Daniel James