Hospitales para Bolivia: cuartos niveles estancados

28/05/2018

Jessica Vargas

En 2015 el presidente Evo Morales anunció la creación del Plan de Hospitales para Bolivia con el objetivo de construir 45 nosocomios: cuatro de cuarto nivel, 11 de tercer nivel y 31 de segundo con una inversión que superaba los 1.624 millones de bolivianos.

Los centros altamente especializados de cuarto nivel fueron la  mayor apuesta, en infraestructura e inversión de este plan, sin embargo ninguno ha iniciado su ejecución, a tres años del anuncio.

Cochabamba y el oncológico para el valle

La construcción del Instituto Oncológico de cuarto nivel en el municipio de Tolata, en Cochabamba contemplaba una inversión de 105 millones de dólares. La adjudicación para su construcción fracasó después de  las observaciones que se hicieron  en el proyecto de preinversión y diseño que presentó la empresa Evolution Engenharia.

El pasado 15 de abril la Agencia de Infraestructura de Salud y Equipamiento Médico (Aisem), creada para la fiscalización y avance de estas infraestructuras, lanzó una nueva convocatoria para la ejecución bajo la figura “Llave en mano”, diseño, ejecución y puesta en marcha del proyecto.

Sin embargo,  el alcalde de Tolata, Wálter Vargas, aseguró que según la última reunión que sostuvieron con Aisem se  confirmó el inicio de obras para este mes, aunque no hay fecha ni contrato. “A lo que nos han informado es que ya se presentaron 15 empresas”.

Para este hospital se contemplan especialidades como gastroenterología, ginecología, hematología, oncología clínica, endocrinología, geriatría, cirugía reconstructiva, entre otras. Además, de servicios complementarios.

Mientras tanto el terreno que se encuentra sobre la carretera principal al valle alto permanece desierto, con un cartel que anuncia su construcción y algunos postes de madera.

 

Fracasos

En Tarija, al sur de Bolivia,  se planificó la construcción del Instituto Cardiológico en el municipio de San Lorenzo por  152 millones de dólares.

El alcalde de esta localidad Miguel Ávila informó a Los Tiempos que las negociaciones para conseguir a una empresa que ejecute el proyecto fracasaron dos veces durante el 2017. 

Frente al proceso frustrado, se decidió cambiar la modalidad del proyecto "llave en mano", y licitar solamente el diseño. "Al parecer ya se ha contratado a una empresa, por los tiempos que nos han dado entendemos que en unos tres meses más tendrían ellos los resultados del diseño".  La empresa adjudicada sería de procedencia koreana.

El municipio donó 10 hectáreas en la localidad de Rancho Norte para el emplazamiento de este nosocomio. 

En medio de este panorama, el año pasado el Gobierno emitió el Decreto Supremo 3139 para declarar prioridad la construcción de 18 centros con fondos del Tesoro General de la Nación a través de contrataciones directas. 

Algunos de mayor envergadura que quedaron pendientes del plan del 2015 son el hospital del Tórax en La Paz, de 480 millones de bolivianos y  el centro de tercer nivel de Chuquisaca de  514 millones, además de los de cuarto nivel.

Sala de internación de un hospital en Cochabamba.

En La Paz, con una inversión de 72 millones de dólares estaba prevista la construcción del Instituto Gastroenterológico de cuarto nivel que tampoco ha iniciado.

Según la Secretaría de Salud del municipio de La Paz, el proyecto aún no se emplazó  a pesar de que ya se otorgó un terreno.

El jefe de Unidad de Coordinación de Redes Municipales de Salud del municipio de La Paz, Christian Pereira explicó que la estructura se emplazará en la avenida Zabaleta.

Sin embargo, no hay información sobre los avances.

Finalmente en Santa Cruz se replica la situación. El monto de inversión  para la construcción de un Instituto de Nefrourología -  Neurología supera los 242 millones de dólares o 1425 millones de bolivianos, incluidos en el decreto antes mencionado.

El director del Servicio Departamental de Salud, Oscar Urenda confirmó que aún no hay avances y que no se ha emitido ningún documento que garantice la construcción del nosocomio en este departamento.

En el departamento de Cochabamba se planificó la ejecución de seis hospitales de segundo nivel, uno de tercer nivel y otro de cuarto nivel, con un total de 1.919 millones de bolivianos como inversión. Entre ellos está el Hospital de Punata que ya se encuentra en obra fina.

Un hospital de segundo nivel de Quillacollo y el de tercer nivel de Villa Tunari, previstos con una inversión de 700 millones de bolivianos, aún están en proyección. El hospital Municipal Carmen López de Aiquile y el hospital Ivirgarzama de Puerto Villarroel, son los otros que se contemplan para Cochabamba; mientras que el hospital Sacaba está en la fase final.

En La Paz, se edificarán siete hospitales de segundo nivel, tres de tercer nivel y uno de cuarto nivel, con una inversión de 2.845 millones de bolivianos. Mientras que en Santa Cruz, serán siete nosocomios de segundo nivel, uno de tercer nivel y uno de cuarto nivel, con un monto de  2.519 millones de bolivianos.

Según el informe que brindó la ministra de Salud, Ariana Campero, a la Cámara de Senadores el año pasado en septiembre, los hospitales de tercer nivel  de Villa Tunari, de Montero y  de Trinidad, se encuentran en proceso de contratación. Este último fue adjudicado a la misma constructora con la que fracasó el hospital de Tolata, Evolution Enghenharia S.A.

En el occidente del país, en  Villazón se anuló el proceso de  contratación directa de construcción y equipamiento del hospital de segundo nivel Villazón del departamento de Potosí.

La justificación fue que en las especificaciones técnicas no se cuenta con un respaldo técnico que permita el uso de presupuesto adicional inscrito sobre el presupuesto del municipio.

Este medio intentó contactarse con la Agencia de Infraestructura en Salud (Aisem) para aclarar la situación de cada nosocomio, sin éxito. Aisem fue creada en agosto del 2017, por medio del Decreto 3293 para ejecutar, gestionar la construcción de los establecimientos de salud hospitalarios y de los institutos de Cuarto Nivel de Salud. 

Con las necesidades que se observan a diario por la precariedad de los servicios de salud en Cochabamba y el resto del país, y el colapso evidenciado queda en puerta la necesidad de que estos proyectos se ejecuten con premura , según opinan las mismas autoridades.

Créditos redacción: 

Redacción e infografías: 
Jessica Vargas Quiroga

Créditos fotografía: 

Fotografías: 
Los Tiempos