[ANUARIO] El año en que La Haya rechazó la demanda marítima de Bolivia

20/12/2018

Jessica Vargas

Los primeros meses del año estuvieron marcados por los alegatos orales que Chile y Bolivia presentaron ante la Corte con la presencia de sus mandatarios.

El 1 de octubre, la desestimación de la demanda marítima por un acceso justo y soberano al océano Pacífico cerró las esperanzas de Bolivia por la vía judicial.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya determinó por 12 votos contra tres que Chile no contrajo una obligatoriedad para negociar este tema con el país.

Sin embargo, también aclaró que la sentencia no impiede que Chile y Bolivia continúen el díalogo por una salida al mar.

A pesar de la derrota, el fallo fue tomado con serenidad por los exmandatarios y el jurista Remiro Brotons que aseguró que Chile ya no puede poner al Tratado de 1904 como una “barrera infranqueable”.

El que fue vocero de la causa marítima, Carlos Mesa, aseguró que la CIJ actuó de manera conservadora en base al derecho internacional y no con la justicia. Se animó a pensar en nuevas opciones para Bolivia como Perú y el Atlántico.

Para los analistas, la falta de pruebas, el mal planteamiento del objeto de la demanda y las fallas en el ámbito político sumaron para esta derrota, por promesas que no se convirtieron en obligaciones.

Texto subtítulo: 

¿Qué dijo la población?
Evo Morales escucha el fallo de La Haya. | Agencias

Tras el resultado adverso una consulta de Ciesmori dio a conocer que más del 90 por ciento de la gente quería pasar la página del veredicto que rechazó la obligación de Chile a negociar.

El planteamiento de la demanda que llevó siete años para concretarse en una sentencia, dejó en más del 70 por ciento de la población la idea de que el fallo de La Haya fue incorrecto.

La encuesta  muestra que en La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz la gente reparte responsabilidades del fallo negativo entre varios líderes, aunque Evo es al que más apuntan. 

Un 93 por ciento considera que a partir de la experiencia en La Haya, Bolivia debería replantear su manejo diplomático.

A pesar de la derrota un 80 por ciento conserva la esperanza y cree el país aún tiene alternativas y quedan vías para acceder a una salida al mar.

Oportunidad

La invocación  de la CIJ de mantener el diálogo "en un espíritu de paz" fue tomada por el mandatario boliviano quien días después envió una carta al presidente de Chile, Sebastian Piñera para iniciar conversaciones.

La respuesta de Piñera fue contundente al condicionar si “Bolivia abandona su absurda pretensión sobre territorio, mar o soberanía chilena, en esas condiciones por supuesto que vamos a dialogar con Bolivia los temas del futuro, como el fortalecimiento de nuestra integración y desarrollo económico, el mejoramiento de la seguridad de nuestras fronteras, el combate con mayor eficacia del narcotráfico y otros males”, dijo en esa ocasión.

Bolivia nunca recibió una respuesta formal. En reiteradas ocasiones el canciller Diego Pary pidió a Chile "que cumpla la sentencia" en su integridad, con el diálogo; sin embargo, Chile rechazó esta posición asegurando que Bolivia hace una interpretación incorrecta.

 

El día del fallo en Cochabamba. | Daniel James

El inicio, los alegatos orales

El 2018 la contienda entre Chile y Bolivia inició con la etapa de presentación de los alegatos orales en la Corte de La Haya.

Bolivia tuvo la representación del agente Eduardo Rodríguez Veltzé, los juristas Remiro Brotons, Payam Akhavan,Vaughan Lowe, Amy Sander, Mathias Forteau, y la francesa Monique Chemillier. En su intervención planteó acuerdos creativos para zanjar el lío por el mar en un tiempo razonable. El equipo boliviano se refirió a los compromisos asumidos por Chile a lo largo de la historia.

Mientras que Chile arremetió contra el presidente Evo Morales. Utilizó un tuit sobre Antofagasta y culpó a Bolivia del fracaso en las negociaciones previas, mencionando nuevamente el Tratado de 1904; tambien minimizó las conversaciones mantenidas dentro de la OEA.  (Ver presentación).

 

p>

Evo Morales, post Haya

Las voces de Chile y del país que vinculaban la demanda marítima con una intención de repostulación del presidente Evo Morales se visibilizaron también después de la derrota en La Haya.

Una encuesta de Ipsos reveló que el 49 por ciento de las personas cree que el fallo, sobre la demanda marítima, emitido por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) influye en contra de la intenciones de repostulación del presidente Evo Morales.

En tanto que una encuesta de Plaza Pública Cadem de Chile reveló que un 82 por ciento de los consultados en ese país tiene una imagen muy negativa o negativa del mandatario boliviano. 

Mientras que un 93% cree que usa el conflicto marítimo con Chile para mejorar su imagen en el contexto interno.

Solamente hace unos días, el  excanciller Heraldo Muñoz no dudó en considerar a Morales como un obstáculo en el propósito de cooperación entre Bolivia y Chile.

El presidente Evo Morales y exmandatarios tras el fallo. | ABI

Créditos redacción: 

Recopilación e infografías: 
Jessica Vargas Quiroga

Créditos fotografía: 

Fotografía : 
Daniel James, Agencias