Planificación, costos y el contrato con la televisora: los escollos del fútbol boliviano

15/04/2019
El calendario es apretado para muchos clubes debido a sus competencias internacionales. A diferencia de la flexibilidad de los clubes internacionales y de sus jugadores para adaptarse a las convocatorias y ritmo de competencia, esto es un tramo que Bolivia aún no recorre.

Yvonne León

La División Profesional del fútbol boliviano cuenta con 14 clubes desde el 2018, dos equipos más que los anteriores 23 años. Esta adición influyó en el contrato con la empresa de televisación Sports TV Rights que exige que se juegue un mínimo de 338 partidos durante el campeonato.

Para lograr cumplir esta disposición, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) vio por conveniente implementar el sistema de todos contra todos, en el torneo Apertura y el Clausura, cada uno con 26 fechas, sumando 52 al año.

A este sistema se debe añadir las competencias internacionales, Libertadores y Sudamericana, las fechas FIFA y la Copa América que se juega desde el 14 de junio.  Para la competencia en Brasil, se estima que se necesitará un mes previo de trabajo, considerando que Bolivia abrirá el telón con los anfitriones y que el 2 de junio se tiene programado el amistoso con el último campeón mundial, Francia. 

El calendario es apretado para muchos clubes debido a sus competencias internacionales. Algunos directores técnicos manifestaron su disconformidad señalando que los jugadores no pueden descansar y que el tiempo es escaso para el entrenamiento.

Todos estos factores, y otros como: alimentación, descanso y la economía de los clubes van definiendo el perfil de la realidad del fútbol nacional, que tiene un descontento casi generalizado.

Sin embargo, también está la planificación. A diferencia de la flexibilidad de los clubes internacionales y de sus jugadores para adaptarse a las convocatorias y ritmo de competencia, esto es un tramo que Bolivia aún no recorre.

Cumplir un contrato

Item de menú: 

Como ítem de menú

“¿Por qué se elige éste formato de campeonato? Porque la televisión nos exige una cantidad mínima de partidos (338) por año para ser televisados”, explicó el presidente de la Comisión de Competiciones de la FBF, Adrián Monje.

Ya pasaron 17 fechas del torneo Apertura 2019, hasta el momento se jugaron encuentros durante la semana y fin de semana para cumplir con los espacios, y varios técnicos manifestaron su descontento con el sistema.

El director técnico de Bolívar, César Vigevani, hace unos días se quejó por la falta de tiempo para trabajar y lo señaló como un factor que debilita el rendimiento boliviano.

“Lastimosamente cada dos días no te permite que hagas un trabajo en cuanto al funcionamiento, pero tampoco hay que mirar todo lo negativo, tenemos que salir rápido, yo creo que están todos los equipos irregulares”, señaló citado por el portal Goal.

Por su parte el periodista y estadista deportivo, Víctor Quispe, señala que el cronograma de trabajo tiene menos espacio para el entrenamiento y “crece la posibilidad de lesiones en los jugadores”.

“Nuestros futbolistas no están acostumbrados a jugar ocho veces al mes, es por eso que les cuesta estar en ese nivel y eso influye a su bajo rendimiento”, explicó Quispe.

Dejar de jugar los encuentros programados, no es una opción debido a la multa de 15 mil dólares contra la institución que no se presente en el campo.

La FBF por su parte, admite la complicación de jugar los encuentros de manera tan cercana, y se espera que termine el contrato, a finales del 2020, para lograr mejorar las condiciones que tiene la televisora.

“Lo que nos queda es cumplir hasta el 2020 y cuando haga un nuevo contrato, acordar nuevas condiciones que beneficien de alguna manera a los clubes, en vez de perjudicar”, señaló Monje.

Texto subtítulo: 

¿Equipo cansado o mal entrenado?

Hasta el momento se jugaron 16 fechas en este formato, además de cuatro jornadas de la Libertadores y dos de la Sudamericana. Por lo que algunos clubes llegaron a jugar 3 partidos en siete días.

Wilstermann que jugó el 31 de marzo en La Paz con Bolívar, tres días después estaba en Colombia disputando la Libertadores y el fin de semana estaba en casa con el clásico valluno.

De hecho, el entrenador del Rojo, Miguel  Ángel Portugal, solicitó que se reprograme el encuentro en Cochabamba, pero el pedido no prosperó.  

Mauricio Gonzáles, preparador físico de Nacional Potosí, actual puntero del torneo Apertura, explica que un partido de fútbol representa un desgaste extremo para un jugador y que se necesitan alrededor de 72 horas para que el organismo se recupere y “pueda soportar otra carga”.

“Si tú haces bien, el tema de la nutrición, de la recuperación, los trabajos regenerativos, puede de mejor manera para el próximo partido. Pero si no manejas bien la nutrición, si no manejas bien el descanso y no manejas bien el tema de las cargas de entrenamiento, tu deportista en lugar de llegar recuperado a tu próximo partido va a llegar más cansado”, explicó Gonzáles.

Si bien el formato de competencia es cuestionado, se debe considerar que en otras federaciones las competencias tienen agenda apretada, pero ellos ya lograron adecuarse.

“El concepto que tengo es que el formato de fútbol boliviano recién está entrando en la dinámica del resto de las competiciones a nivel sudamericano y a nivel europeo porque tiene la misma cantidad de partidos: tres partidos por semana”, consideró Marcelo Carballo, exfutbolista de la selección nacional y exsecretario general del ente federativo.

 “Cada club debe gestionarse de manera profesional, muy técnica en cuanto a la planificación de su siguiente temporada y el cuerpo técnico tiene saber responder”, explicó Carballo.

La Verde rumbo a la Copa América

Item de menú: 

Como ítem de menú

El 14 de junio, exactamente a un año de la inauguración del Mundial de Rusia 2018, se iniciará la Copa América 2019 en Brasil. Bolivia abrirá el telón con el anfitrión.

Previo a este compromiso, la Verde tiene una cita con la selección francesa el 2 de junio. Sin embargo, el objetivo principal del DT, Eduardo Villegas, y su cuerpo técnico son las Eliminatorias al Mundial 2022 Qatar, que se disputarán el siguiente año.

La anterior semana, se cumplió un microciclo con la Sub 23, en Cochabamba, para el preolímpico en Colombia que se llevará a cabo el siguiente año. Sin embargo, no todos los entrenadores estaban de acuerdo con la convocatoria.

El entrenador argentino de Bolívar, César Vigevani, cuestionó que se llame  a los jugadores con tantos meses de por medio para la competencia. Los jugadores “celestes” que estaban en la lista, Juan José Orellana y Joel Fernández, no acudieron al microciclo.

Ante esto, el exseleccionador de la Verde (2015-2016), exjugador y entrenador del club alteño Always Ready, Julio César Baldivieso, arremetió contra el “profe” de la Academia paceña.

“Yo creo que a mucha gente se le sube los humos por llegar a una institución tan grande como Bolívar. Yo creo que lo primero que tienen que hacer es respetar al país y respetar a la selección boliviana”, señaló a los medios en La Paz.

“Baldi” también aseveró, que durante su dirección de Bolivia, lo “boicotearon” y que incluso un club le negó llevarse algunos deportistas para disputar las Eliminatorias Rusia 2018.

Mira el vídeo de su declaración, aquí:

 

 Sin embargo, los clubes no podrían negarse a prestar a sus jugadores para los partidos de las fechas FIFA, ya que el reglamento del ente mundial establece un carácter de obligatoriedad.

Por su parte Villegas, aclaró que la Copa América comprimió el calendario y que no es culpa del Comité Técnico de la FBF.

“Algunos directores técnicos le echan la culpa al Comité Técnico del Fútbol Profesional y no me parece. ¿Qué harían ellos en el caso que tienen que decidir estos temas? No sé puede, hemos tratado de acomodar (las fechas)”, señaló.

Villegas también se refirió a que esté año se inició el torneo con demora debido a la medida de presión de Fabol contra algunas instituciones que adeudaban a sus jugadores.

Por otro lado,  manifestó que el fútbol boliviano trata de adecuar al torneo europeo por lo que se prevé que existan menos espacios entre los torneos.

Clubes como Barcelona, que están un nivel alto, tiene a sus jugadores más formados y con la flexibilidad de adaptarse a cualquier situación y sistema de juego.

A diferencia de Bolivia donde “el jugador no está totalmente formado y es por eso que nuestro nivel futbolístico todavía marca diferencia con el resto de Sudamérica”, consideró Carballo.

El exjugador también resalta que los entrenadores “necesitan tiempo para plasmar la idea de fútbol que ellos quieren”.

Según el director técnico de Nacional Potosí, Alberto Illanes, para que un equipo pueda asimilar “el mensaje del entrenador o la idea de juego” se requiere entre seis a ocho semanas. Además de toso un trabajo integral.

Se debe considerar que en Bolivia, el torneo Clausura finaliza en diciembre casi al límite para la celebración de las fiestas de fin de año y el Apertura en enero, lo que reduce el tiempo de la llamada “pretemporada”.

Para Gonzáles, la “verdadera pretemporada” se encuentra en julio, que es el receso más largo.

“Cuando el campeonato termina en diciembre y tiene que arrancar en enero no hay tiempo para hacer una pretemporada, una buena pretemporada que permita tener una buena base para lo que es el campeonato apretado”, explicó.

Toda la planificación, gira entorno a la visión del entrenador. Pero en los resultados influyen varios elementos: la nutrición, el descanso, la estabilidad económica, entre otros.

Uno de los males recurrentes de los clubes es el retraso del pago a los jugadores y técnicos. Hace unas semanas, San José se declaraba nuevamente en huelga por la falta de pago de los sueldos.

Todo el cúmulo de factores que giran en torno al fútbol nacional influye en los resultados de los clubes y de la selección, que tiene el reto de clasificar al Mundial de Qatar 2022.