Edición especial

Lunes 22 de septiembre del 2014. Actualizado a las 20h53 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa Tensión | La política interna salpicó a Brasil y Paraguay; con Venezuela, el idilio se enfrió

Chile y otros desaciertos de la diplomacia boliviana

Por Luis Fernando Avendaño - Los Tiempos - 28/12/2012


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
DISCORDIA | El presidente Evo Morales (der.), junto a su similar chileno, Sebastián Piñera, durante un encuentro del ASPA, en Lima (Perú), en octubre. -   Abi Agencia

DISCORDIA | El presidente Evo Morales (der.), junto a su similar chileno, Sebastián Piñera, durante un encuentro del ASPA, en Lima (Perú), en octubre. - Abi Agencia

La gestión 2012 ha representado para Bolivia, en materia de diplomacia internacional, el mantener las relaciones con Chile y Estados Unidos, con el mismo tono de tensiones ásperas, sin mayores cambios con relación a la gestión anterior. Sin avances, más de lo mismo, clima de tensión, insultos continuos del Presidente, entreverados con tenues encuentros para restablecer, en el caso de Chile, la agenda de 13 puntos, y en el caso del país del norte, las relaciones a nivel de embajadores.

La novedad de este año es que los roces diplomáticos se extendieron a países con los que tradicionalmente Bolivia guardaba buenas relaciones, como Brasil y Paraguay, donde el asilo a políticos de la oposición boliviana alteraron el escenario de diálogo.

Las relaciones internacionales para Bolivia no han funcionado ni siquiera con países con los que el Gobierno del MAS ha mantenido íntimas relaciones durante los últimos años, como Venezuela, cuyo presidente Hugo Chávez, estuvo más pendiente de su salud.

Así, la diplomacia boliviana tiene muy pocos puntos que anotarse en 2012. Para el excónsul Gustavo Aliaga, la diplomacia boliviana ha tenido un desenvolvimiento tan malo, que ha retrocedido “dos décadas”.

El excanciller Armando Loaiza, rescata lo positivo: las invitaciones formales de reanudar diálogo con Chile y Estados Unidos.

Chile

Las relaciones internacionales con Chile en 2012 han sido una continuidad de las secuelas del “carpetazo” que el presidente Evo Morales había dado el 23 de marzo de 2011, cuando anunció estar cansado de esperar resultados de la agenda de 13 puntos y que había decidido acudir al tribunal de La Haya en busca de un fallo internacional por la reivindicación marítima.

El encuentro de la OEA realizado en Cochabamba en junio de este año había despertado la expectativa de lograr alguna resolución de la magnitud conseguida en 1979, cuando el organismo continental instaba a ambas partes a buscar una solución para la demanda de Bolivia. No fue así, y el encuentro tuvo sabor a “frustración” y de que se había perdido una oportunidad de oro. La Cancillería comentó en ese entonces que después de lo logrado el 79, no había más que alcanzar. El excónsul Gustavo Aliaga, en entrevista con este medio, puso de relieve que las condiciones del 79 no eran para nada las mismas que en 2012 y que el Gobierno no había hecho la suficiente campaña internacional para conseguir siquiera un compromiso de la comunidad internacional.

Y 2012 se fue pasando sin que se volviera a tocar la agenda de 13 puntos. Al contrario, la molestia de Chile se agravó cuando el 14 de junio en la Asamblea General de la ONU, el presidente Evo Morales dijo que el Tratado de Paz y Amistad de 1904 no está vigente, por el incumplimiento de Chile en la construcción del ferrocarril La Paz-Arica y la libre exportación de productos bolivianos por puertos chilenos entre otros.

Según Aliaga, el Gobierno ha jugado a lo que Chile quiere que se juegue: un escenario de conflicto que evite compromisos de solución.

Por lo demás, Bolivia aprovechó cuanta oportunidad tuvo para reclamar la reivindicación marítima, y Chile ha respondido estar dispuesto al diálogo, pero sin tocar el Tratado de 1904.

Esta distancia se acrecentó cuando el Gobierno decidió el 27 de octubre iniciar el proyecto de criadero de truchas las aguas del Silala del departamento de Potosí, lo que reduciría hasta un 30 por ciento el flujo del manantial al lado chileno, que se niega a pagar la deuda histórica por el uso de estas aguas.

Quizá el único avance, según Loaiza, quien resalta los hechos por sobre las declaraciones, ha sido el envío, en septiembre, de una carta de la Cancillería boliviana a su similar chilena , en la que se pide la reanudación de las negociaciones del Silala y de los otros 13 puntos de la agenda. “Ha sido el único acto serio, diplomático y consistente” en este año, refiere Loaiza. Hasta el cierre de este anuario, no se conocía respuesta de Chile.

En septiembre de este año, la Cancillería boliviana invitó a su similar chilena a restablecer la agenda de 13 puntos, pero aún no hay respuesta.

 

De reojo en el tribunal de La Haya

El Gobierno de Bolivia termina la gestión 2012 y comienza la de 2013 con la mirada de reojo en los tribunales de La Haya, que deberán resolver, hasta junio del año próximo, un diferendo marítimo entre Perú y Chile.

Además de que el fallo puede dar pautas sobre un posible corredor hacia el Pacífico para Bolivia, el Gobierno del presidente Evo Morales ha anunciado interponer una demanda internacional para que Chile atienda la demanda de reivindicación marítima de Bolivia.

Para el excanciller Armando Loaiza, es una vía que no parece tener mucho futuro para nuestro país, debido a que, primero, se trata de un asunto muy complicado (a Perú le tomó seis años preparar esta demanda), y segundo, para llevar a cabo este proceso deben estar de acuerdo ambos países. “Yo dudo mucho que Bolivia tenga la capacidad de convencer a Chile de acudir a estos tribunales”, agrega Loaiza.

 

Candado constitucional

Otro de los aspectos que será necesario tomar en cuenta para la gestión 2013, destaca el excónsul Gustavo Aliaga es el tema de la disposición transitoria novena de la Constitución Política del Estado (CPE), que instruye denunciar y renegociar los tratados internacionales contrarios a la CPE en el plazo de cuatro años.

Ese plazo vence en diciembre de 2013, y según Aliaga, es obvio que el Gobierno no tendrá el suficiente tiempo para resolver este candado, vital si quiere presentar la denuncia ante el tribunal de La Haya por el tema marítimo, a no ser que se quiera proceder pasando por alto la Constitución.

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias