Edición especial

Viernes 24 de octubre del 2014. Actualizado a las 11h20 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa ANUARIO 2012

Editorial

Por Redacción Central | - Los Tiempos - 28/12/2012


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En estos días de muerte y renacimiento, porque esto es lo que en esencia significa cerrar el año y abrir otro, se ha hecho tradición que los medios de comunicación ofrezcamos un resumen de los acontecimientos más importantes en el año que termina y, en un gesto de audacia, prever algunos escenarios que podrían presentarse en el siguiente.

Esto es lo que presentamos hoy a nuestros lectores, hombres y mujeres, dando cuenta de que en Bolivia, 2012 nos deja con síntomas de cansancio de una gestión cuyos responsables no terminan de asumir su labor viendo el largo plazo y que se va deslegitimando en la imposición de una serie de decisiones administrativas y políticas que tienen tufillo a revanchismo, en un escenario en el que se superponen dos telones de fondo.

Uno, el de la bonanza económica gracias al incremento del precio de nuestras materias primas de exportación, que a nivel macroeconómico garantiza estabilidad y también recursos nunca vistos en la historia del país. El segundo, un proceso de corrupción corrosivo, que en la medida en que busca ser negado impide combatirlo con eficiencia, como está sucediendo en el caso de una banda de funcionarios de nivel medio del Órgano Ejecutivo, aparentemente organizada, en sus inicios, como instrumento de represión política para devenir en banda extorsiva.

En la otra vereda, pese a los esfuerzos realizados principalmente por dos partidos políticos –el Movimiento Sin Miedo (MSM) y Unidad Nacional (UN)- hay un vacío que no puede ser llenado, lo que afecta a la consolidación de un real espacio democrático.

Por segundo año consecutivo, la obcecada decisión del Ejecutivo de construir una carretera que atraviese el Tipnis para unir Cochabamba con el Beni, ha generado una confrontación con los pueblos indígenas ahí asentados, pues además de violentar voluntades, se ha utilizado métodos a cual más ilegítimos con ese fin.

En el campo internacional, el mundo árabe y sus movilizaciones prodemocráticas han copado nuevamente la atención. La denominada “primavera árabe” se ha mantenido con avances y retrocesos.

Manteniéndose China como el segundo motor más importante de la economía, la crisis europea, que no puede ser controlada, ha puesto en duda la unidad europea, la vigencia del euro y, por la contraparte, ha dado origen al movimiento de los indignados que, en sus propuestas, también buscan espacios de paz y justicia, y el sometimiento de los intereses económicos a los del bien común.

En nuestra América, la enfermedad, candidatura y reelección de Hugo Chávez en Venezuela, así como el repunte opositor, han dominado la información, junto a las nuevas elecciones en México, la polémica destitución del mandatario paraguayo y la suspensión de su país de Mercosur, acto ilegal que fue aprovechado para que Venezuela ingrese en ese proyecto de integración regional.

Estados Unidos termina este año viviendo aún la tragedia de la masacre de escolares, la indomable crisis económica, la reñida campaña electoral y la reelección de Barak Obama.

Más allá de todo localismo, que es importante y legítimo en sí mismo, lo cierto es que el mundo está cambiando y es de esperar que en 2013 puedan aparecer más signos de esperanza que de frustración.

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias