Edición especial

Viernes 24 de octubre del 2014. Actualizado a las 18h31 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa PARADOJA | Chávez sintetiza la fortaleza y debilidad de la fórmula

Reelecciones en Latinoamérica, síntoma de debilidad democrática

Por Agencias - Agencia - 28/12/2012


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
ENCUENTRO | Reunión de los países que conforman la Alba. -   Efe Agencia

ENCUENTRO | Reunión de los países que conforman la Alba. - Efe Agencia

MADRID |

Si la bonanza económica fue nuevamente la característica principal de la economía latinoamericana durante el año que concluye, la continuación del deterioro de la institucionalidad democrática fue el rasgo predominante de la política regional.

El debilitamiento de la constitucionalidad democrática se manifestó de muchas maneras. Entre ellas, la más importante fue la inclinación de muchos mandatarios latinoamericanos a perpetuarse en el poder a través de continuas reelecciones o del establecimiento de regímenes muy similares a los dinásticos. Y aunque el caso más notable sigue siendo el de Cuba, donde transcurrió un año más sin que se rompa la continuidad de más de 50 años de un Gobierno encabezado por los hermanos Castro, también se destacó el caso de Venezuela cuyo presidente, Hugo Chávez, logró salir victorioso de la cuarta elección consecutiva (1998, 2000, 2006 y 2012).

Ambas experiencias sirvieron como modelo a otros mandatarios que durante el año que concluye recurrieron a todos los medios a su alcance para seguir el mismo camino. Rafael Correa en Ecuador, a través de una interpretación maliciosa de la Constitución Política de su país sentó las bases de una nueva reelección, lo que le daría una continuidad de 10 años a su gestión gubernamental. Similar es el caso de Evo Morales en Bolivia,  quien ya tiene la mira puesta en una re-reelección que, de producirse, prolongaría su permanencia en el poder por 15 años, hasta 2020.

Tras el mismo objetivo está Cristina Fernández de Kirchner, quien promueve una reforma constitucional en Argentina que, en caso de producirse, abriría la posibilidad de que el régimen inaugurado por su fallecido esposo se prolongue por 16 años continuos.

En Perú, donde Alberto Fujimori sentó las bases de un régimen familiar de control del poder ya en los años 90, el modelo tiende a reproducirse con Ollanta Humala, cuya esposa, Nadine Heredia de Humala, ya se perfila como su más probable sucesora.

Hay sin embargo notables excepciones a esa tendencia. Se destacan entre ellos Brasil, Uruguay y Chile, los tres países que más exitosamente han logrado consolidar las instituciones republicanas que ponen límites a la concentración del poder en manos individuales o familiares.

El año 2012 fue marcado por la confrontación entre ambas tendencias. Y aunque el balance del año indicaría que fue la corriente perpetuadora de regímenes personalistas o familiares la que se impuso, hubo también acontecimientos que pusieron en evidencia las limitaciones de esa fórmula.

Paradójicamente, durante el año que concluye fue el mismo personaje, Hugo Chávez, con su exitosa cuarta elección, primero, y su imposibilidad para asumir el mando por su deteriorada salud, después, quien más argumentos aportó a favor y en contra de ambas tendencias.

Las reelecciones son demostrativas de la ausencia de líderes alternativos y debilidad de las instituciones políticas, y amagan la alternancia en el poder

 

Un mal ejemplo que cunde por Latinoamérica

El Mercurio de Chile

La reelección de presidentes ha sido históricamente un tema constante en América Latina, y ahora se ha agudizado, pese a los obvios riesgos de abusos y a sus nocivas implicaciones para la democracia.

La victoria electoral de Hugo Chávez para continuar como presidente en Venezuela por otros seis años ha revivido en algunos mandatarios latinoamericanos sus ambiciones para postularse por un nuevo período, y esto se advierte más marcadamente en las izquierdas regionales.

Como una importante y loable excepción, el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva ha sostenido que para la democracia la alternancia de poder es una conquista “de humanidad” que debe preservarse. “Por eso, yo mismo no quise un tercer mandato. Porque si lo hubiera hecho, hubiera querido un cuarto mandato, y después un quinto. Entonces, si lo quiero para mí, es quererlo para todos”, afirma.

 

¿Es buena para la democracia?

El Comercio de Quito

La reelección se ha convertido en un tema central en la política latinoamericana. Y es un tema que no se lo puede despachar de una manera simplista, con un sí entusiasta o con un no rotundo.

En nuestros países la reelección inmediata se ha puesto de moda. En el Ecuador la constitución vigente lo permite. Siendo ese el tema de debate, la pregunta que surge de inmediato es esta: ¿es conveniente para nuestros países? Y otra pregunta más, que se deriva de la primera: ¿es un procedimiento que consolida las débiles democracias de nuestra región?

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias

En Vídeo

24 Octubre 2014 Internacional

Bombardeos sobre Kobane

>> Ver más videos