Edición especial

Martes 16 de septiembre del 2014. Actualizado a las 16h47 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

10:03 EL PONTÍFICE DEJA HOY EL PAPADO Y SE RETIRA A UNA VIDA DE ORACIÓN

Benedicto XVI: “No abandono la cruz”

Por Agencias - Agencia - 28/02/2013


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
El último abrazo del Papa. - Redacción Central  | Los Tiempos

El último abrazo del Papa. - Redacción Central | Los Tiempos

Ciudad del Vaticano |

El papa Benedicto XVI mostró ayer su lado más humano y emotivo ante unas 200.000 personas que se acercaron a la Plaza de San Pedro para despedir al pontífice en su última audiencia general, cuando hoy se haga efectiva su renuncia a la silla de Pedro.

El Pontífice tuvo una emotiva despedida en su última audiencia general en la Plaza de San Pedro, donde recordó los momentos de “alegría y luz” durante su papado, pero también los tiempos de grandes dificultades. Agradeció a los fieles por respetar su decisión de retirarse y les dijo “no abandono la cruz”.

Decenas de miles de personas, algunas portando pancartas diciendo “Grazie!” (Gracias), atestaron la plaza para darle un último adiós a Benedicto XVI y unirse a la cita que presidió cada miércoles durante ocho años para hablar al mundo.

El Papa, que fue ovacionado, llegó a la plaza en el papamóvil, rodeado de guardaespaldas. En cierto momento se detuvo a besar y bendecir a una decena de bebés.

Unas 50.000 entradas fueron solicitadas para que los peregrinos pudiesen asistir a la última audiencia semanal de Benedicto XVI, pero los medios italianos estimaban que el número real de personas que asistieron podría haber sido el doble.

Para estar a tono con el momento histórico, Benedicto XVI cambió de rumbo y ayer no impartió su habitual lección de catecismo. En su lugar, hizo de su última presentación en la Plaza de San Pedro un acto personal, explicando una vez más por qué es el primer Papa que renuncia en 600 años y exhortando a los fieles a orar por su sucesor.

“Amar a la Iglesia significa también tener el valor de tomar decisiones difíciles y dolorosas, anteponiendo siempre el bien de la Iglesia, no el de uno mismo”, expresó el Papa ante un estruendoso aplauso.

“No abandono la Cruz”, dijo y fue largamente aplaudido por casi todos, cada vez más emocionados, mientras el Papa sin inmutarse aseguraba que “la Iglesia está viva”.

Recordó que cuando lo eligieron Papa el 19 de abril de 2005, se cuestionó si Dios realmente lo quería. “Es una gran carga que has colocado sobre mis hombros”, recordó haberle dicho a Dios.

Durante ocho años, dijo, “he tenido momentos de alegría y luz, pero también momentos que no han sido fáciles... momentos de mares turbulentos y fuertes vientos”.

Pero agregó que nunca se sintió solo y agradeció a sus cardenales y colegas por su guía y por “comprender y respetar esta importante decisión”.

Bajo un sol radiante y cielo azul, la plaza estaba abarrotada de peregrinos y curiosos. Los que no pudieron entrar escogieron lugares a lo largo del bulevar principal que lleva a la plaza para ver al Papa en enormes pantallas de televisión.

“Es difícil, la emoción es muy grande”, expresó Jan Marie, un romano de 53 años.

Años convulsos

A Benedicto XVI le ha tocado vivir unos años convulsos en la Iglesia Católica, donde han aflorado cientos de casos de abusos sexuales cometidos por clérigos a menores, que pusieron en la picota a las iglesias de Irlanda, EEUU, Alemania, Austria y Bélgica, entre otras, y hasta le salpicaron a él.

No le pillaron por sorpresa, ya que pocos días antes de ser elegido papa —el 19 de abril de 2005— denunció “cuánta suciedad y cuánta soberbia hay en la Iglesia y entre los que por su sacerdocio deberían estar entregados al Redentor”.

Y así, poco después de llegar al papado, comenzó con la limpieza de esa suciedad, empezando con el fundador de los Legionarios de Cristo, el mexicano Marcial Maciel, castigado por pederasta.

Benedicto XVI declaró “tolerancia cero” hacia los abusos, lo que supuso un giro de 180 grados respecto a lo que se hacía hasta entonces, donde se imponía el silencio o el simple alejamiento del pederasta, muchas veces a centros con otros niños.

Pero no fue lo único, reformó el Código de Derecho Canónico e introdujo el delito de posesión de pornografía infantil por el clero y exigió que los culpables sean denunciados a la justicia, convencido de que “el perdón no sustituye a la justicia”.

Pero cuando las aguas parecían calmarse, el “Vatileaks” sacudió en 2012 al Vaticano y puso en la picota a la Curia Romana, al desvelar intrigas y corrupción.

Según algunos medios, el Papa decidió renunciar tras conocer los informes sobre el Vatileaks y tras comprobar que no podía meter en cintura a la curia romana, fuertemente enfrentada.

Estos escándalos le causaron tristeza, según reconoció, pero no hasta el punto de renunciar y siempre ha mantenido que no se puede abandonar el rebaño cuando se acercan los lobos.

Ratzinger se va tras haber creado un “ministerio” para la nueva evangelización y dejando en manos del futuro papa las negociaciones para cerrar el cisma abierto en la Iglesia en 1988 por el grupo tradicionalista conocido como “lefebvrianos” que no aceptan el Concilio Vaticano II, y el dossier sobre el Vatileaks.

También ha aprobado normas para la transparencia del Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido como el banco del Vaticano, que se ha visto salpicado durante años por numerosos escándalos financieros internacionales. En estos ocho años robusteció un pontificado que ha tenido como puntos cardinales el diálogo entre fe y razón, el ecumenismo, proseguir el trabajo trazado en el Concilio Vaticano II y la defensa a ultranza de la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural.

Agenda de hoy

11:45 (HB) Comienza evento de salida del Papa del Vaticano

12:00 Helicóptero sale con el Papa a Castel Gandolfo

15:00 Concluye el Pontificado

 

Actividades del último día del pontificado

Para hoy, último día del pontificado, el papa Benedicto XVI saludará por la mañana, siempre en la Sala Clementina, a los cardenales presentes en Roma, indica el informe de la Santa Sede, divulgado por el Vatican Information Service (VIS).

Por la tarde (hora de Roma), al promediar el mediodía en Bolivia, en el patio de San Dámaso, ante un piquete de la Guardia Suiza, Benedicto XVI será despedido por el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, y por otros miembros de ese Dicasterio.

Minutos después, en el helipuerto vaticano, el Papa recibirá el saludo del cardenal Angelo Sodano, decano del Colegio Cardenalicio.

Desde allá, Benedicto XVI será trasladado en helicóptero a Castel Gandolfo.

 

ENCUENTRO

Cardenal Terrazas

El cardenal Julio Terrazas participará del saludo y despedida del Papa. El encuentro será a las 5:30, hora de Bolivia, en la Sala Clementina de la Santa Sede.  Ese encuentro será la ocasión para que el Arzobispo de Santa Cruz y único Cardenal del país le exprese la gratitud y le dé el abrazo de la Iglesia local boliviana.

“Estoy yendo a Roma para decirle a Benedicto XVI ¡gracias! por todo el afecto y el cariño hacia la Iglesia en América Latina y en Bolivia de manera especial”, señaló el Cardenal poco antes de embarcarse a Roma, el pasado viernes.

 

A LAS 19:00

Eucaristías en Bolivia

A las 19:00 horas, en la Catedral Metropolitana de Cochabamba se llevará a cabo una santa eucaristía  a cargo del monseñor Tito Solari para agradecer el pontificado del Papa.

El Arzobispado de Cochabamba invitó a todos los feligreses católicos a participar de este homenaje como muestra de cariño y afecto al Papa. El departamento de comunicación del Arzobispado de Cochabamba informó que simultáneamente se efectuarán santas misas en las catedrales de La Paz y Santa Cruz.

 

PREVISIÓN

Saludo a las 15:00 (HB)

En Castel Gandolfo, el todavía Sumo Pontífice se asomará al balcón del palacio apostólico para saludar a cuantos hayan acudido a saludarlo.  La Sede Vacante comenzará a las 15:00, hora de Bolivia (HB), las 8 de la noche en la Santa Sede, la Guardia Suiza que presta servicio en Castel Gandolfo dejará de hacerlo porque es un cuerpo dedicado a la custodia del Romano Pontífice.

De la seguridad del Papa emérito seguirá ocupándose la Gendarmería Vaticana, tanto en Castel Gandolfo como en su residencia posterior.

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias