Edición especial

Miércoles 23 de julio del 2014. Actualizado a las 18h26 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa Francisco dio una solemne misa a la que asistieron casi 200.000 personas, además de delegaciones oficiales, príncipes y presidentes de más de 130 países

El Papa inicia pontificado al servicio de los pobres

Por Agencias - Agencia - 20/03/2013


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
El Papa inicia pontificado al servicio de los pobres. -   Ap Agencia

El Papa inicia pontificado al servicio de los pobres. - Ap Agencia

Francisco comenzó ayer su pontificado con una misa solemne, durante la cual le fue impuesto el palio y el anillo del Pescador –símbolos del ministerio pontificio– y en la que hizo una vibrante defensa de la naturaleza y dijo que el poder del Papa es el servicio a los otros, sobre todo a los pobres.

Ante unos 200.000 fieles, según datos del Vaticano, el papa Bergoglio, que tras ser elegido pontífice pidió que no se caiga en el pesimismo, invitó ayer a los fieles a la esperanza, a pesar –dijo– de las "nubes grises".

"Jesucristo ha dado un poder a Pedro, pero nunca olvidemos que el verdadero poder es el servicio y que también el Papa para ejercer el poder debe entrar cada vez más en ese servicio que tiene su culmen luminoso en la cruz, debe poner sus ojos en el servicio humilde, concreto, rico de fe", afirmó.

Francisco agregó que el papa debe abrir los brazos para custodiar a todo el Pueblo de Dios y acoger con afecto y ternura a toda la humanidad, "pero especialmente a los más pobres, los más débiles, los más pequeños, al hambriento, al sediento, al forastero, al desnudo, al enfermo, al encarcelado".

Siguiendo a San Francisco de Asís, de quien ha tomado el nombre, llamó a que se respeten todas las criaturas de Dios y el entorno en el que vivimos.

"Sed custodios de los dones de Dios", exhortó, a la vez que aseguró que cuando el hombre falla en esa responsabilidad, "cuando no nos preocupamos por la creación y por los hermanos, entonces gana terreno la destrucción y el corazón se queda árido".

"Por desgracia, en todas las épocas de la historia existen Herodes que traman planes de muerte, destruyen y desfiguran el rostro del hombre y de la mujer", manifestó.

"No dejemos que los signos de destrucción y de muerte acompañen el camino de este mundo nuestro. Recordemos que el odio, la envidia, la soberbia, ensucian la vida", subrayó.

La misa solemne de inicio de pontificado sustituye a la de coronación e imposición de la tiara, abolida en el Pontificado de Pablo VI (1963-1978), y el rito estuvo basado en lo previsto en la reforma del Concilio Vaticano II y en modos milenarios.

Comenzó con la bajada de Francisco a la Tumba de San Pedro, en las Grutas Vaticanas, para orar ante el Apóstol junto a los patriarcas y arzobispos mayores de las iglesias católicas de rito oriental.

REFLEXIÓN

En su esperada homilía, que leyó en italiano, Francisco pidió a los gobernantes que sean "custodios" de la creación de Dios, que respeten el medio ambiente y no dejen que "los signos de destrucción y de muerte" acompañen al mundo.

Francisco, de 76 años, inicia un papado marcado por la profunda crisis de la Iglesia, sumida en diversos escándalos de corrupción. Sobre su papel como guía de los católicos, aseguró que el verdadero poder del sucesor de Pedro es el "servicio humilde" y rico en fe, especialmente dirigido a los más desfavorecidos. Esas palabras despertaron la ovación de los fieles, que también interrumpieron la predicación para saludar el mensaje de recuerdo a su predecesor y ahora papa emérito Benedicto XVI.

Francisco invitó tres personas a la misa. Un trabajador "cartonero" del Movimiento de Trabajadores Excluidos de Argentina, el director de un programa educativo y una religiosa de su familia.

Antes de la celebración litúrgica, que coincidió con la festividad de San José, recorrió en papamóvil descubierto una abarrotada plaza de San Pedro.

Bajó del vehículo en una ocasión para bendecir a un enfermo. Besó a varios niños en el paseo, en el que las campanas de la basílica repicaron en señal de júbilo.

Numerosas banderas latinoamericanas y sobre todo argentinas, país de origen de Francisco, colorearon el recorrido del papa.

Una de ellas, por ejemplo, mostraba una imagen grande del pontífice junto al escudo de su equipo favorito de fútbol en Argentina: San Lorenzo de Almagro. Luego telefoneó a Joseph Ratzinger para felicitarle en su onomástica y para manifestarle "una vez más" su gratitud y la de la Iglesia por su servicio.

Papa Francisco

"El odio, la envidia, la soberbia ensucian el mundo"

 

Canonización

Antes de ser el papa Francisco, Jorge Bergoglio dio los primeros pasos hacia la canonización de seis religiosos asesinados en julio de 1976 a poco de comenzar la última dictadura militar argentina.

De acuerdo con el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, Bergoglio aprobó la causa de canonización de Carlos de Dios Murias, a los sacerdotes de la Orden de los Palotinos, Alfredo Leaden, Alfredo Kelly y Pedro Duffau, y a los seminaristas Salvador Barbeito y Emilio Barletti.

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias