No se encontró noticias con virgen AND une AND religión AND cultura AND tradición
Virgen une religión, cultura y tradición
Especiales

Lunes 22 de diciembre del 2014. Actualizado a las 18h12 (Gmt -4)

Buscar en lostiempos.com

Ed. Impresa RELIGIÓN

Virgen une religión, cultura y tradición

Por Redacción Central | - Los Tiempos - 14/08/2013


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
bendiciones   Un sacerdote  bendice piedras   de feligreses. - Los Tiempos  | Usuario

bendiciones Un sacerdote bendice piedras de feligreses. - Los Tiempos | Usuario

El tema de la integración en la festividad de la Virgen de Urkupiña, pasa también por la “integración” religiosa convertida en sincretismo. Especialmente el día del Calvario al cerro de Cota es cuando con más fuerza se observa esta amalgama entre religión católica y rituales ancestrales propios del mundo indígena-campesino.

Así, casi en forma simultánea se observa a sacerdotes católicos, curanderos o yatiris, imágenes de la Virgen, símbolos preincaicos e incaicos, compras simbólicas, rituales, ch’allas, sahumerios, bendiciones, oraciones (a Dios), invocaciones y agradecimientos a la Pachamama y otros ritos. Todos mostrando con fuerza la fe y devoción de los peregrinos.

En el principio la fe y las creencias eran de los indígenas, pero en la época de la colonia la fiesta se transforma en una celebración católica en las mismas fechas en las que se celebra la asunción de la Virgen María. Aun así eran los indígenas quienes participaban de Urkupiña, hasta la revolución de 1952, indica el escritor Walter Gonzales.

Los campesinos tenían una importancia inicial como protagonistas, de la fiesta, llenaban la plaza principal con su música, danzas y petardos; los vecinos de Quillacollo eran simples espectadores, según la antropóloga María Laura Lagos, en el capítulo La virgen y los indios, de la obra “Historia del Milagro”.

Para el sacerdote Miguel Manzaneda, hay elementos culturales en los rituales de la festividad de Urkupiña que pueden ser rescatados. “Por ejemplo, el rito de la piedra tiene elementos bíblicos. En el antiguo testamento se habla mucho de Dios en forma de una roca que mantiene y protege y la Virgen María. También tiene esa cualidad de que nos mantiene firmes en la fe”.

 Para Manzaneda, habría que tratar de cristianizar esos ritos, para que no sean simplemente ritos culturales.  “Hay otros ritos que ya son ofrendas a dioses y a la Pachamama que se tendrían que limitar. Habría que distinguir lo que es la tierra como un hábitat que tenemos que conservar, que convienen también cuidar para nosotros y las generaciones sucesivas”.

Sacerdotes, yatiris, bendiciones, sahumerios, oraciones a Dios, invocaciones a la Pachamama, todos en un solo acto de fe. 

ANÁLISIS

Obra maestra del sincretismo

Walter Gonzales  Escritor y periodista  

La conquista española y el advenimiento del cristianismo en el mundo religioso andino, en 1530, al eliminar el culto politeísta que se desarrollaba en un sentido de articulación, extirpó los rituales de fertilidad y reproductividad de la diosa Kawillaka y los suplió por el culto a la Virgen de Urkupiña.

“Que la Virgen de la Asunción, en Urkupiña, lleve en brazos a un niño, podría interpretarse como un milagroso reconocimiento de aquella hermosa y fértil deidad aymara que la antecedió antes de la conquista española y ante la cual los pueblos indígenas devotos, desde Arque y Tapacarí, llegaban febriles al cerro ceremonial arriando sus sagradas y fornidas llamas ‘cerreras’”.

Transcurrido más de medio siglo desde el apogeo de la fiesta, ahora no cabe duda que Urkupiña es una obra maestra inmaterial del sincretismo más nítido en el mundo religioso, y este sincretismo debe ser entendido como creación humana de confluencias entre las religiones precolombinas y el cristianismo.

Varios son los rituales que confirman la fuerza del sincretismo andino-católico; entre los más afamados la extracción de las piedras de las canteras del cerro de Cota o Calvario de la Virgen de Urkupiña, donde los fieles devotos de todos los estratos depositan en cada pedazo de roca sus deseos materiales y espirituales: salud, amor, vehículo, casa, profesión, entre otros. Este culto llevó al escritor Ramón Rocha Monroy a señalar que en Urkupiña funcionan tres ministerios: de Finanzas, Vivienda y Transporte. Tras ese ritual ancestral, pero también católico, vendrá la ch’alla con chicha, cerveza o alcohol, así como el sahumerio a cargo de un sacerdote andino. Pero también se acudirá presuroso a realizar largas filas para recibir la bendición de los sacerdotes católicos con agua bendita e invocaciones a Dios y a la Virgen María.

¿Cómo califica esta noticia?

Calificación promedio
- puntos.

Últimas noticias