Los mandos a distancia de TV utilizan luz infrarroja que no hace daño.
Agencias