Colcapirhua y Quillacollo tampoco tratan las aguas domiciliarias.
Carlos López