Versace fue una de las principales atracciones de la Semana de la moda de Milán.
Archivo