Un instructor de la agencia de viajes Ranabol y turistas practican rafting en el río Espíritu Santo, en Villa Tunari.
Ranabol