Luis Miguel Ch. durante la audiencia cautelar. | Foto archivo | Lorena Amurrio