Una llama escapa en la comunidad de Cerdas, Uyuni. | Foto archivo | Miguel Carrasco