Encargados y delegados revisan la fosa de agua. | Yvonne Léon