Tuberías de Semapa que han sido dañadas con la crecida del caudal y de sedimento de la cuenca Piusi, al norte del municipio de Quillacollo.
Rubén Rodríguez