Un atracador utiliza al cabo Dionisio Castro como escudo humano durante el atraco a Eurochronos.
EL DEBER