Saludable. La vegetación no es sólo una decoración, es un componente arquitectónico, vivo y por lo tanto mutante, capaz de mejorar la temperatura, acústica y calidad del aire de un edificio
ARCHIVO