Ibargüen (der.), de The Strongest, se adelanta en la posesión del balón a Cardozo.
CARLOS LÓPEZ